Hola, tengo un gran desasosiego por el enfado de mi amiga y por haber cuestionado mi amistad por no querer ir a su boda. Primero he de decir que ya no somos niñas, sino que rondamos los 41 años.

Mi amiga y yo nos conocemos desde hace 12 años, pues coincidimos un año en un trabajo. Después su novio de entonces y ella rompieron y yo la animé a salir conmigo y mis amigas. Hace nueve años yo conocí a mi novio y siempre he querido que mis amigas lo conocieran y que compartiéramos salidas, conservando también momentos en los que a veces yo quedaba sólo con ellas.

Mi amiga conoció a su futuro marido hace cinco años. Nuestra relación de amigas ha seguido durante todo este tiempo, aunque reducida a los momentos en los que ella no estaba con su novio.

Yo llevo viviendo con mi novio cuatro años. Y hemos salido juntos, mi novio y yo con ella, en diferentes ocasiones. Conocimos a su novio el año pasado casualmente en un cumpleaños de otra amiga nuestra y al que asistieron juntos y estuvieron un ratito.

No he tenido ninguna otra relación con su novio, a pesar de que en repetidas ocasiones durante los cinco años que han sido novios le comenté que si salíamos los cuatro, pero ella al final siempre lo disculpaba diciendo que le costaba salir con gente que no conocía. Obviamente yo no insistía.

En abril me dijo que se casaba y a finales de junio nos dio la invitación de boda a una amiga y a mí.

Después de pensarlo y darle vueltas no tengo ganas de ir a su boda, si no ha tenido la consideración de querer que conozcamos a su novio antes.

Así que la llamé y le dije que lo habíamos estado pensando y que finalmente mi novio y yo no iríamos porque no conocemos a nadie y que prefería celebrarlo con ella en otra ocasión de forma más tranquila. Mi amiga se molestó y me dijo que se sentía decepcionada, pero también cuestionó la amistad que tenía yo con ella, diciéndome que las amigas están para las buenas ocasiones, que no se lo esperaba, que nos conocíamos desde hace mucho, que la otra amiga sí iba a ir, que ella sólo había invitado a quien realmente quería que estuviera ese día, que también habría gente que ella no conocía por parte de su novio, que las amigas están para compartir esos momentos y ahí le demostraba que no lo era.

En fin, me hizo sentir tan mal, culpable, egoísta... que quizá sea cierto, pero es que no me parece normal que teniendo la amistad que teníamos, no se haya dado la oportunidad para que conociéramos a su novio y me recrimine no ir a su boda.

 

Triste

Estimada triste:

Si ella no quiso con ustedes para que conocieran a su novio y tu no tienes ganas de ir a la boda no vayas. Ni te sientas mal al respecto. Es una chica que conoces y aunque has compartido cosas con ella no hay tal amistad.

Las amistades como las plantas, si no se cuidan día con día, se mueren.

Apartado500v@gmail.com