Tomada de Internet
Antonio Díaz se desempeñó como sacerdote en San Luis Potosí. Dos sujetos, uno con cargo público, ingresaron a su domicilio en la comunidad de El Toro y lo golpearon hasta la muerte.

Jorge Antonio Díaz, de 69 años, era sacerdote en San Luis Potosí. Dos sujetos ingresaron a su domicilio y lo mataron a golpes. ¿El motivo? Lo acusaban de pederasta, sin embargo, no existía ninguna denuncia en su contra.

Autoridades arribaron a la comunidad de El Toro, en el municipio de Santa María del Río, y detuvieron a los asesinos en flagrancia. Uno de ellos ser tenía “un cargo en la Dirección de Comercio del Ayuntamiento de Santa María del Río y el otro empleado de este, pero de un negocio particular”.

“El occiso presentaba golpes contusos en la cabeza por un objeto contundente, así como otras lesiones en diferentes partes del cuerpo”, según un boletín de la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí (PGJSLP).

Los responsables fueron puestos a disposición de la Unidad Especializada en Homicidios y Feminicidios.

El subprocurador de Procedimientos Jurisdiccionales de la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí (PGJSLP), Aarón Edmundo Castro Sánchez, informó que “los agentes ministeriales detuvieron a las dos personas en flagrancia, porque encontraron indicios de su presunta participación, pero aún no se les puede imputar el delito hasta que continúen las investigaciones y se aportan más elementos de prueba a la carpeta de investigación”.

Los hechos habrían ocurrido ayer 7 de junio. Una llamada al 911 alertó a las autoridades.