Archivo
Persisten 141 mil 265 trabajadores ausentes de sus centros de trabajo o que no fueron identificados en los mismos

A cuatro años de la implementación del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone), que surgió como parte de la reforma educativa, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) observó y notificó irregularidades por mil 398.6 millones de pesos en el uso de los recursos dedicados a pagar los salarios de los maestros.

Además, detectó la existencia de 141 mil 265 aviadores que utilizaron el dinero de la nómina magisterial para pagar a comisionados sindicales, funcionarios en cargos de elección popular, secretarios y subsecretarios de Educación en los estados, para mantener centros de trabajo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), a personas que cobraban doble en estados no "compatibles geográficamente", y a personal dado de baja.

En su tercera entrega de la revisión de la cuenta pública 2017, el auditor encontró que de este monto de mil 398.6 millones de pesos, hubo un incremento de 71%, correspondiente a 583.5 millones en comparación con 2016 que marcó 815.1 millones de pesos.

"Los montos observados han aumentado de manera importante, lo que supone un traspié en el uso de los recursos del subfondo Servicios Personales, perteneciente al Fone", señala el informe.

A través del Pase de Lista, se encontró que aún persisten 141 mil 265 trabajadores ausentes de sus centros de trabajo o que no fueron identificados en los mismos; los argumentos más frecuentes fueron que los trabajadores no estaban presentes por cambios de adscripción, por haberse jubilado, que no los conocían o simplemente no se presentaron los documentos para justificar su ausencia.

Durante la auditoría efectuada al Fone, se detectó el uso de recursos en rubros donde no aplica su gasto. Respecto a 2016 disminuyó el monto observado al pasar de 4 mil 791.4 millones de pesos a 3 mil 535.7 millones de pesos.

Archivo

Los rubros donde aumentó el monto observado fue por pagos a trabajadores con incompatibilidad geográfica, y por pagos a personal dado de baja, donde los mayores incrementos se dieron en Oaxaca y Michoacán, donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tiene mayor presencia.

En el rubro de incompatibilidad geográfica, se pasó de 5.81 millones de pesos a 7.0 millones, siendo Michoacán la entidad federativa con el mayor monto por 2.7 millones.

Otro de los rubros que aumentó la cantidad de montos pagos fue el personal dado de baja, de 128 millones a 214 millones de pesos; Oaxaca fue la entidad federativa con el mayor monto por 45.8 mdp.

"Se sugiere a la SEP y a las entidades federativas poner especial atención a los pagos a personal con incompatibilidad geográfica y al personal dado de baja, ya que durante la auditoría se detectó un aumento en los montos observados respecto con lo visto en 2016", señala el auditor.