Fue un periodista el que confundió a la actriz con la exmujer de su ahora novio Gabriel Soto

Todo parecía que el pleito entre Irina Baeva y Geralide Bazán ya formaba parte del pasado, sin embargo un periodista que entrevistaba a la actriz junto a otros colegas, tuvo un resbalón y causó las risas de los compañeros, pero también la sorpresa de la entrevistada.

Desde que Baeva fue tachada como "roba maridos", la actriz y Gabriel Soto, quien fue tachado de infiel, han salido poco a la luz, por eso la prensa que estaba presente en el evento no peridó la oportunidad para preguntarle qué le parecía que el tema siguiera saliendo a la luz: "Uno aprende a tomar las cosas de quien viene y a dejar de hacerle caso a la gente, porque es gente que opina a ciegas a través de redes sociales y ellos no saben del tema ni de la problemática que como pareja hemos pasado".     

Sin embargo, todo iba a bien hasta que la actriz se despidió y tuvo que soportar el tropiezo de un periodista que le gritó "Geraldine", así lo relata la periodista Nelssie Carrillo en su Instagram "Irina Baeva tuvo que soportar que la confundieran con la mujer con la que más se le ha relacionado en los últimos meses: Geraldine Bazán, ex esposa de Gabriel Soto, su actual pareja. La confusión pudo ser muy desagradable para la actriz de origen ruso, ya que ella ha sido señalada por la propia Bazán de ser directamente responsable del rompimiento de su relación con Soto. Todo sucedió cuando Baeva acudió al estreno de la obra ‘La homofobia no es cosa de hombres’; por supuesto, los representantes de los medios de comunicación deseaban una declaración y una foto de la guapa modelo de 26 años. Fue entonces que un reportero, en busca de la mejor toma, le llamó por el nombre equivocado: “Geraldine”. Irina por su parte se mostró muy decente ante tal descuido y no pudo más que reír con un poco de nervios y reclamarle con humor: “¿Qué pasó amigo?”. La situación no pasó a mayores y Baeva posó con agrado para los lentes de los medios de comunicación".

Luego de la equivocación, el reportero se disculpó con la actriz, a quien no tuvo más que reír nerviosamente y decir “¿Qué pasó, amigo?”.