Foto: Sandra Gómez
El alcalde Miguel Ángel Riquelme Solís, informó que por parte del Sistema Nacional de Protección Civil se contará con recursos para las necesidades alimenticias, de abrigo, de salud y vivienda

Torreón, Coahuila.- Con la declaratoria de emergencia emitida ayer por la Secretaría de Gobernación para los municipios de Francisco I. Madero, Matamoros, San Pedro, Viesca y Torreón, se activan los recursos del Fondo de Desastres Naturales para atender a la población afectada por las lluvias.

El alcalde Miguel Ángel Riquelme Solís, informó que por parte del Sistema Nacional de Protección Civil se contará con recursos para las necesidades alimenticias, de abrigo, de salud y vivienda, que se habrán de otorgar en base a las prioridades inmediatas.

A través de Desarrollo Social Municipal y de los centros comunitarios del DIF ubicados en los puntos álgidos de colonias y ejidos, se iniciará el reparto de la ayuda, en tanto los daños a la infraestructura urbana, pavimento, colectores, drenajes y a casas habitación, están siendo evaluados por personal de SEDATU.

Foto: Sandra Gómez

En Torreón se tiene un registro de mil 200 viviendas de 14 colonias con daños por las inundaciones, cuyos habitantes requieren el apoyo de colchonetas, enceres domésticos, chamarras, cobertores y artículos de higiene personal.
Una vez que lleguen los kits serán entregados a los directores de Protección Civil de cada municipio y a su vez en Torreón se repartirán entre las colonias afectadas, detalló.

Apenas el fin de semana pasado, el alcalde de Torreón había anunciado que buscarían la declaratoria de emergencia.

Mientras tanto, el Municipio dentro de sus atribuciones y posibilidades está apoyando a la población más afectada con material, paquetes de láminas, limpieza de calles, entre otras acciones para volver a la normalidad, indicó el edil.

Foto: Sandra Gómez

El primer paso fue la declaratoria de desastre y de manera posterior vendrá la evaluación de los daños, realizar diagnóstico y cuantificación de recursos a la mayor brevedad.

Mencionó que la información total debe estar lista a más tardar el próximo 2 de septiembre, sobre todo cuantificar los daños en la infraestructura urbana del municipio, por lo que se les está conminando apresurar el proceso.

Indicó que es una instrucción del gobernador sustentar lo mejor posible la solicitud de declaratoria de desastre natural, a fin de tener acceso a recursos federales a través del FONDEN en beneficio de los más afectados.