Según la encuesta de Mas Data, en la llamada nueva normalidad se incrementan todavía más los temores como por ejemplo por tener que salir a la calle y trabajar, es decir, la exposición al virus y a ser contagiados. Foto: Tomada de Internet
Según la encuesta de Mas Data, en la llamada nueva normalidad se incrementan todavía más los temores como por ejemplo por tener que salir a la calle y trabajar, es decir, la exposición al virus y a ser contagiados

La pandemia de covid-19 provoca más miedo, preocupación e incertidumbre entre los mexicanos ahora  que hace seis meses cuando inició la cuarentena. La diferencia es que hoy más personas han asumido el riesgo de contagio, coincidieron expertos y sicología y sociología consultados por Excélsior.

"En la primera etapa de la cuarentena lo que  vimos es que  había  miedo y una incertidumbre sobre qué  iba a pasar por los niveles de  contagio y en la segunda etapa  se  incrementa todavía más este miedo por el tema de tener que salir a la calle  y trabajar, es decir, la exposición al virus  y  a ser contagiados se dispara mucho más y entonces muchos terminan aceptando que pueden ser contagiados, se empiezan a cuidar en extremo  y entran en una etapa de  mayor  estrés e incertidumbre”, explicó Felipe Gaytán, especialista en sociología e investigador de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad La Salle.

De acuerdo con una encuesta  de Mas Data, el miedo y el temor por el nuevo coronavirus  entre los mexicanos pasó de 13.1% en marzo a 17% en agosto; la preocupación creció de 26.8 a 36% y la incertidumbre prácticamente se duplicó en este periodo al pasar de 8.4 a 15%.

Sin embargo, 68.6% de los encuestados dijo estar a favor de asumir los riesgos de reabrir la economía que preferir mantener las medidas de aislamiento.

"Cuando nosotros le preguntamos a la gente con lo  que sabe de la pandemia ¿qué siente usted?, el dato inicial  relevante  es que de 32% bajó a 21% el nada, es decir, ya hay un sentimiento  que provoca el coronavirus en 80% de la población. La molestia que pasa de 2 a 5% lo que nos está diciendo es que la gente se siente incómoda por todas las consecuencias de tener que estar guardados en su casa,  de que si salen se  tienen que estar poniendo el cubrebocas y  todas las demás situaciones que ocasiona el coronavirus”,  planteó  José Zenteno, director general de Mas Data

Según los resultados de la encuesta de evaluación de la crisis sanitaria y sus consecuencias, mientras en marzo 50.6% de la población pensaba que el coronavirus era una amenaza personal y para sus familias, en agosto la cifra se disparó a 82.8 por ciento.

En seis meses de pandemia, existen tantas reacciones sicológicas como personas, comunidades y sociedades. En México son muchos Méxicos, las diferentes realidades superan el efecto sicológico potencial de la pandemia, nos supera el tedio del encierro, la asfixia sicológica del cubrebocas y de lo limitado del contacto físico y social, todos somos sospechosos hasta que no se demuestre lo contrario, unos paranoicos, otros despreocupados y retadores. La vida sigue su curso y con ella la capacidad individual de adaptación a una nueva normalidad que ya no nos sorprende y ha invadido nuestras rutinas para siempre”, expuso Lucía Ledesma, sicóloga y neurosicóloga clínica.

QUÉ TAN AISLADOS ESTÁN LOS MEXICANOS A ESTA ALTURA DE LA PANDEMIA

En una escala del 1 al 10, donde 1 es sin aislamiento y 10 aislamiento total, los mexicanos confiesan estar en el nivel 6.

Al preguntarles ¿qué tan aislado está usted?, las mujeres respondieron que 6.4 y los hombres que 5.7

Por edades, los jóvenes de 18 a 25 años son los que reportan un mayor grado de aislamiento  mientras que las personas de 26 a 39 años son las menos aisladas con niveles de 7 y 5.7, respectivamente.

En tanto, el grupo de edad de 40 a 55 años dice tener un aislamiento de 5.9 y los de más de 56 años de 6.3.

“ASUMÍ EL RIESGO DE CONTAGIARME”

Todos los días cuando sale a trabajar, Gabriel asume un riesgo inminente de contagiarse del nuevo coronavirus.

Aunque extrema sus medidas de higiene, el ejecutivo de atención al cliente de un  banco está consciente de que puede contraer la enfermedad desde que se sube al transporte público.

"De hecho, hasta en mi zona de trabajo, porque varios de mis compañeros han tenido familiares contagiados, igual fueron puestos en cuarentena, pero llegamos a tener contacto con ellos, así que con base en ese riesgo trato de no tocarme la cara, no saludar de beso o de mano y tener mi distancia”, contó.

A inicios de este mes Gabriel tuvo la sospecha de haberse infectado de Covid-19 y entendió que el peligro es latente.

"Me siento muy contrariado, porque siempre he tratado de tener mis medidas de higiene, cuidarme a mí y a mi familia y pensé que con eso estaría a salvo, pero ahora que pude estar contagiado te das cuenta que a veces no es suficiente y llegas a sentir mucha impotencia”, confesó.

El viernes 4 de septiembre Gabriel empezó con dolor de cabeza, garganta y pecho. Estuvo en su casa 12 días aislado.

"La simple idea de estar contagiado y el miedo de haber contagiado a alguien que yo quisiera estaba presente y eso fue lo que más me pesó.  Antes de sentirme contagiado ya tenía temor pues veía a familiares de amigos morir, otros muy enfermos, pero cuando pensé que yo estaba enfermo tuve mucho miedo por mis seres queridos más que por mí; (temí) que ellos se contagiaran y pudieran morir; ahora tengo respeto por la pandemia porque comprendí el nivel de riesgo con todos los que me rodean y es algo impresionante”, consideró.

Al joven de 28 años le da cierto grado de coraje que la vida haya cambiado por completo a causa de la pandemia: “Espero que la vacuna esté pronto, tengo esperanzas de que esto sólo sea un mal recuerdo y que llegue a ser todo como antes. A quien todavía piensa que esto no existe espero que piensen en sus familias y sus seres queridos y qué pasaría si se contagian porque creían que no era verdad”, deseó.

Tras pasar sus síntomas, Gabriel regresó al trabajo con una  incertidumbre constante de poder contraer el virus.

Excélsior

Excélsior es el segundo periódico más antiguo de la Ciudad de México, después de El Universal. Fue fundado por Rafael Alducin y su primer número circuló el 18 de marzo de 1917.