5 días consecutivos deberán arrojar negativo en sus pruebas para poder jugar el Super Bowl, pero un solo fallo positivo y no habrá más tiempo. | Foto: AP
La persona que recientemente cortó el cabello a dos jugadores de Kansas City dio positivo por COVID-19, de acuerdo a un reporte

KANSAS CITY.- Los Chiefs enfrentan esta semana un serio contratiempo rumbo al Super Bowl LV por dos contactos de riesgo con un positivo de COVID-19.

El centro Daniel Kilgore y el receptor abierto Demarcus Robinson fueron colocados el lunes en la lista de reservas/COVID-19 y deben arrojar pruebas negativas durante 5 días seguidos para tener la posibilidad de ser activados para el partido contra los Buccaneers.

Según un reporte de NFL.com, el barbero que recientemente cortó el pelo a Daniel Kilgore y Demarcus Robinson fue quien dio positivo por COVID-19 el domingo.

De acuerdo al reporte, tanto Daniel Kilgore como Demarcus Robinson han arrojado negativo en sus pruebas y no se quitaron el cubre bocas durante el encuentro, al igual que el barbero, reduciendo el riesgo de contagio.

Los jugadores deben cumplir con un periodo de aislamiento obligatorio de 5 días y no pueden practicar con el resto de sus compañeros. Los Chiefs están programados para viajar a Tampa Bay hasta el sábado.

El reporte de NFL.com señala que el barbero dio negativo 5 días seguidos antes de entrar a las instalaciones del equipo, pero se detectó su positivo en una prueba rápida mientras se encontraba con Daniel Kilgore y posteriormente confirmó que había atendido a Demarcus Robinson fuera de las instalaciones.

A lo largo de la temporada regular, los Chiefs solamente tuvieron a ocho jugadores en la lista de reservas/COVID-19, y cuatro de ellos no se perdieron ningún partido. Los equipos no solamente colocan allí a los jugadores que arrojan pruebas positivas por el virus, sino también a aquellos considerados contactos de alto riesgo con otra persona que arrojó positivo, como es el caso de Daniel Kilgore y Demarcus Robinson.