Twitter
El Leverkusen pareció plantarse mejor que los anfitriones, pero aún así cuando estos pudieron desplegarse pusieron en muchos problemas a Bernd Leno.

El Borussia Monchengladbach sacó adelante la difícil prueba del Bayer Leverkusen en un encuentro en el que demostró mucha peligrosidad cuando se acercó al área visitante y pegada en momentos clave para obtener la victoria por 2-1.

El Leverkusen pareció plantarse mejor que los anfitriones, pero aún así cuando estos pudieron desplegarse pusieron en muchos problemas a Bernd Leno.

André Hahn aprovechó una indecisión de la zaga del Bayer para adelantar al Borussia justo antes del descanso. Podía ser un tanto de los considerados psicológicos, pero el Leverkusen salió en el segundo periodo decidido a reestablecer la igualdad.

Tuvo ocasiones como para merecer el empate antes, pero este no llegó hasta el minuto 80 por medio del finlandés Joel Pohjanpalo a centro de Karim Bellarabi.

Y con el partido instalado en la incertidumbre y la emoción, una buena combinación finalizada por Lars Stindl significó el definitivo 2-1 que concede un buen arranque de temporada al Borussia Moenchengladbach y un sinsabor para el Leverkusen.