Lo que comenzó como una denuncia a nivel doméstico, porque los afectados creían que la desvalijada de sus cuentas solo estaba ocurriendo en Guadalajara, es hoy un tsunami nacional de cuentahabientes del banco español, cuya presidenta mundial es Ana Botín, considerada la mujer más poderosa del orbe por la Revista Fortune.

Les platico: El empresario de la industria minera que dio la voz de alerta a principios de este año -Luis Felipe García- me dijo ayer que desde que DETONA publicó este caso hace apenas tres días, su celular no para de sonar.

La mayoría de las llamadas son de gente de todo México -en serio, me asegura que lo están buscando de todos los Estados del País- que al leer mis dos artículos, cuyas ligas adjunto en seguida, tienen documentado el mismo modus operandi mediante el cual le saquearon a sus empresas un millón de pesos.

https://detona.com/articulo/sabra-ana-botin-presidenta-de-santander-la-robadera-que-le-esta-pegando-su-personal

https://detona.com/articulo/los-atracos-del-banco-santander-sus-propios-clientes-2a-parte

Pero también lo están amenazando algunos abogados que supuestamente tienen la representación del banco y lo están conminando a que se acerque con ellos para buscar un arreglo.

Luis Felipe tiene cierto temor de atender esos extraños llamamientos -como él les dice- porque ninguno de tales despachos cuenta con una acreditación demostrable de Santander.

Igual lo están buscando diversos medios de comunicación y la conductora de un noticiero televisivo estelar programó una entrevista con él esta noche o mañana.

El caso es que quienes más deberían de estar pegándosele a Luis Felipe son los altos ejecutivos de Santander, pero me asegura que nadie del banco se ha dignado dar la cara.

El grupo que lidera tiene representantes en todas entidades del País y están organizando los casos por tipo de afectado, esto es: en un segmento están las empresas medianas y grandes. En otro, las pymes y en un tercero las personas físicas, a las cuales las han despojado de sumas pequeñas, pero que en conjunto contribuyen a que el tamaño del robo -porque Luis Felipe y sus representados aseguran que ellos no hicieron las transferencias que el banco dio por buenas- supere ya los $100 millones.

Hablé con el padre de una afectada en Monterrey y tras enviarme toda la documentación probatoria de su caso, incluyendo la querella que ya interpusieron ante la fiscalía de Nuevo León, me explicó que a su hija le desaparecieron $5,000 de su cuenta de cheques.

Levantó la queja ante el banco y ante la Asociación Nacional Bancaria y de Valores. Nunca hubo una respuesta ni del banco ni de la ANBV, a pesar de que los bancos están blindados y cuentan con seguros para responderles a sus clientes cuando ellos demuestran no haber realizado las transferencias mediante las cuales les pegaron a sus cuentas.

Y al hacer una precuela de este asunto, hace varios años ocurrió un caso muy sonado en Monterrey, tras la muerte de don Roberto Garza Sada.

A reserva de dedicarle un artículo para dar los detalles de ese hecho, en esa ocasión, el industrial regiomontano -uno de los propietarios del Grupo Alfa- dejó al morir un fideicomiso en Santander por más de $900 millones de pesos.

Y sus hijas, al intentar entrar en posesión de la parte que en la herencia les correspondía, se toparon con que su hermano había sacado todo el dinero.

Como parte de mi investigación sobre ese caso -que sigue vivo en los tribunales de NL- dos abogados especializados en contratos corporativos y fideicomisos, me dijeron ayer que para disponer unilateralmente de los fondos de un instrumento financiero como ese, se necesitan muchas firmas.

En el expediente del caso, al consultarlo encontré que varios funcionarios de banco Santander en México y en España fueron denunciados penalmente por prestarse a esa maniobra que dañó el patrimonio de las hijas de don Roberto.

En mi próximo artículo daré cuenta de cómo le estará yendo a Luis Felipe en su reunión con el gobernador Enrique Alfaro y a lo mejor daré detalles del fraudezón de $900 millones del fideicomiso de don Roberto.

CAJÓN DE SASTRE

“Lo dicho, es mejor guardar la lana debajo del colchón. Y ante todo esto, ¿dónde está el gobierno republicano de la 4T para meter en cintura a estos banqueros. En vez de andar pidiéndole al Papa y al Rey de España que se disculpe por habernos conquistado, López Obrador debería ponérseles bravo a los españoles de este banco que le están pegando a la economía de cientos de mexicanos en la peor época de la historia”, dice la irreverente de mi Gaby.

Plácido Garza (Irreverente)

Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “SIP, Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Es miembro de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Escribe diariamente su columna “IRREVERENTE” para prensa y TV en más de 40 medios nacionales y extranjeros. Maestro en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras, de distinguidos comunicadores. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.