Pelean. Garret, de Cleveland, y Rudolph, de Pittsburgh, se dieron con todo casi al final del partido en el que los Browns salieron airosos

Los Browns siguieron peleando mucho después de que habían asegurado un triunfo sorpresivo. Y ello les costará probablemente perder al mejor jugador de su defensiva.

Myles Garrett, defensive end de Cleveland le arrancó el casco a Mason Rudolph, quarterback de Pittsburgh, y lo golpeó con éste en la cabeza, durante los últimos segundos del partido, en que los Browns doblegaron 21-7 a los Steelers.

La intensa pelea, en la que se enfrascaron otros jugadores, empañó el encuentro entre estos rivales divisionales. Es probable que Garrett enfrente una suspensión por sus actos. Podrían surgir también sanciones contra Maurkice Puncey, centro de los Steelers, quien pateó a Garrett en la cabeza, cuando el jugador de Cleveland se encontraba tendido en el césped.

“Perdí la cabeza y lo lamento”, reconoció Garrett. “Esto va a terminar afectando a nuestro equipo. Aprecio que los jugadores de mi equipo hayan intervenido para apoyarme, pero esto jamás debió llegar a ese grado. Y fue mi culpa”.

Pelean. Garret, de Cleveland, y Rudolph, de Pittsburgh, se dieron con todo casi al final del partido en el que los Browns salieron airosos. Foto: AP

Su compañero de equipo, Baker Mayfield, se mostró arrepentido por el accionar del defensivo de 23 años dentro del campo de juego. “Es imperdonable. Rivalidad o no, no podemos hacer eso. Eso es dañar al otro equipo. No tiene excusa. La realidad es que será suspendido”, concluyó el pasador.

Con esta victoria por 21 a 7 en el FirstEnergy Stadium, los Cleveland Browns marchan en el undécimo lugar de la American Football Conference, producto de 4 victorias y 6 derrotas. Los Pittsburgh Steelers, por su parte, aparecen un par de escalones por encima. Se ubican en el octavo puesto, con 5 victorias y 5 derrotas.

El próximo encuentro para los de Ohio será el domingo 24 de noviembre, cuando reciba ante los Miami Dolphins (registro de 2-7). Los Steelers, el mismo día, visitarán el Paul Brown Stadium para chocar contra los Cincinnati Bengals, el peor equipo de la American Football Conference (ninguna victoria en 9 presentaciones).

Con información de AP e Infobae