Los Bucks no se presentaron al duelo ante el Magic de Orlando/ AP
El hombre de raza negra fue abatido por la policía de Wisconsin el domingo pasado

A pesar de estar a un juego de avanzar a la siguiente ronda, los Bucks de Milwaukee boicotearon el quinto juego ante el Magic de Orlando, como protesta por el tiroteo contra Jacob Blake el fin de semana en Wisconsin. 

El Magic de Orlando calentó en la "burbuja" de la NBA, mientras que la mitad donde estarían los Bucks se encontraba vacía. 

Los Bucks no llegaron a la cancha antes de las 3 de la tarde lo que llevó a los oficiales de la NBA a ir al vestuario de Milwaukee antes de que se conociera la noticia del boicot del equipo.

El Magic salió de la cancha con 3:56 antes de lo que se supone fuera el silbato inicial, luego los árbitros abandonaron la duela. 

Los principales ejecutivos de la NBA estaban fuera del vestuario de Milwaukee, pero no han entrado para ver qué sucederá.

"Estamos cansados de los asesinatos y la injusticia", dijo el base de los Bucks, George Hill, a Marc J. Spears de The Undefeated.

Blake recibió siete disparos el domingo en Kenosha por oficiales e la policía mientras se subía a una camioneta.

Esta temporada, la NBA apoyó el movimiento "Black Lives Matter", que condena el racismo.