El Inegi confirmó que la economía nacional se contrajo en 2019 por primera vez en 10 años / Archivo
El gasto turístico es muy susceptible a la situación económica, porque las personas suelen dar prioridad a la compra de bienes y servicios básicos en momentos difíciles

Ante la incertidumbre económica los turistas mexicanos decidieron reducir su gasto o hacer traslados más cortos en sus visitas a los diversos destinos del territorio nacional. El gasto efectuado por los mexicanos en sus viajes al interior del país se redujo 1.3% entre enero y septiembre de 2019 en comparación con el mismo lapso de 2018, de acuerdo con los Indicadores Trimestrales de la Actividad Turística del Inegi.   

El gasto turístico es muy susceptible a la situación económica, porque las personas suelen dar prioridad a la compra de bienes y servicios básicos en momentos difíciles, antes de cubrir actividades no tan necesarias como el turismo y entretenimiento, explicó Humberto Molina, especialista en economía turística de Grupo Empresarial Estrategia (Gemes). Hace unas semanas, el Inegi confirmó que la economía nacional se contrajo en 2019 por primera vez en 10 años, lo que obligó a las familias mexicanas a ser más cautelosas y conscientes de sus gastos.

"Si la economía no creció, no debe sorprender que los mexicanos hayan disminuido su gasto en viajes", comentó Molina en entrevista la semana pasada. El consumo turístico está muy ligado a la situación del empleo, porque si la gente teme perder su trabajo, empezará a cuidar su gasto y sólo desembolsará en lo indispensable, añadió el especialista de Gemes. 

El año pasado se crearon 342 mil empleos formales en México, tratándose de la menor generación de puestos de trabajo desde 2009, según cifras del IMSS.  En la medida que la economía no crezca lo suficiente, los mexicanos continuarán siendo bastante cautelosos en sus viajes durante 2020, estimó Molina. El turismo de los mexicanos no sólo se redujo al interior del país, sino también en el extranjero. El año pasado, 19 millones 547 mil mexicanos viajaron fuera del país, es decir, el 1% o 202 mil menos que en 2018, a pesar de que el peso se mantuvo estable frente al dólar, luego de que el tipo de cambio se venía depreciando desde 2014.  Durante su desplazamiento y estancia en el extranjero los mexicanos gastaron 6 mil 907 millones de dólares el año pasado, 15.1% o mil 228 millones menos con respecto a 2018, de acuerdo con los resultados de las Encuestas de Viajeros Internacionales del Inegi. Se trata de la caída porcentual más pronunciada desde 1995, cuando entonces el desembolsó se desplomó 49.2% ante las consecuencias del llamado "error de diciembre" de 1994.   

En particular aquellos mexicanos que se trasladaron por avión a diferentes destinos del mundo gastaron 4 mil 922 millones de dólares, 17.7% menos que en 2018.