Detenido. Francisco Gerardo, de 31 años, vendedor de tortas. Foto: CORTESÍA
Ante sus víctimas se autonombraba como el comandante 'Pancho', estaba encargado de 'vigilar' la Región Sureste de Coahuila

Personal de la Agencia de Investigación Criminal logró ubicar y detener a Francisco Gerardo Méndez García, quien se hacía pasar como agente de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para extorsionar a los dueños de bares y cantinas.

Ante sus víctimas se autonombraba como el comandante “Pancho”, estaba encargado de “vigilar” la Región Sureste de Coahuila.

En realidad, es un vendedor de tortas de 31 años que se puso una playera color negra que adquirió por 50 pesos en el mercado de la colonia Guayulera.

 

El detalle es que la playera aún tiene el logotipo de la PGJE. A esto añadió una bolsa cangurera negra para aparentar ser un elemento activo de la Policía.

Francisco Gerardo utilizaba una camioneta Ford Explorer color beige, con la cual hacía recorrido a los comercios y bares.
Su rutina consistía en exigir “cortesías” o pagos por semana a los propietarios de los negocios.

Gracias a que uno de los dueños, Francisco Gerardo fue detenido al intentar cobrar el dinero semanal en la colonia Universo. Ahí lo esperaban policías encubiertos.