Foto: Vanguardia/Christian Martínez
Una angustiada madre se encuentra desamparada en el Hospital General de Saltillo, además requiere sangre A+ y medicamentos con los que el nosocomio no cuenta

Cecilia tiene 42 años de edad y se le amputará su pierna después de padecer durante 15 años diabetes. Sufre de dolores insoportables.

Pero no sólo eso, sino que de ella depende su hijo, un adolescente autista que no tiene a nadie más en esta ciudad.

La señora Cecilia es de Reynosa y pide a la ciudadanía apoyo para solventar los gastos producidos por la compra de Microdacin, medicamento que no hay en el Hospital General.

Cada ampolleta tiene un costo de 800 pesos y le sirve para un solo día.

Además, para ser ingresada al quirófano necesitará Sangre A+, tipo que es poco común, para remplazar la pérdida de sangre durante la cirugía.

Ella es mamá de un adolescente autista al cual la Pronnif está revisando para intervenir mientras su madre no puede hacerse cargo de él.

La angustiada madre tiene 14 años viviendo en Saltillo y por ahora necesita apoyo de todas las personas de la comunidad.

Cecilia se encuentra en la Sala 23 del Hospital General y espera que después de la amputación los dolores se calmen y finalmente pueda estar a salvo para cuidar de su hijo.

Teléfono de contacto: 81 3120 81 76 o directamente en el Hospital General, sala 23.