El delantero mexicano volvió a marcar con el Galaxy.
El mexicano explicó la importancia del coach en su carrera

“Chicharito” Hernández tuvo un regreso épico tras estar lesionado con el Galaxy. Anotó un gol y al finalizar el encuentro, defendió a su coach de vida, Diego Dreyfus, de todos los que lo señalan como el “malo del cuento” en su bajo rendimiento.

“He tenido muchos factores que me han perjudicado, y más en el poder sacar lo mejor de mí, pero como ya lo vieron, estoy tomando decisiones con mayor responsabilidad”.

“Todo mundo sabe con la persona que estoy trabajando emocionalmente y sigo trabajando con él (Diego Dreyfus) y ahora que hice el gol, ¿qué van a decir, no? Todo se ha desmedido, pero también es por mi falta de comunicación. Ahora hasta la gente dice que mi hijo no es mío”, declaró en conferencia.

Hernández afirma que de no ser por Dreyfus, su carrera se hubiera ido a la chingada.

“Aunque todo se ve completamente negativo y de la chingada, es alguien que me ha ayudado a no echar a perder por completo mi carrera es Diego (Dreyfus). A veces nos dormimos y optamos por trabajar en automático”.

Con el gol, el delantero mexicano vuelve a soñar con vestir la camiseta tricolor y participar en el próximo mundial.

“Claro que sigo, el día que no quiera estar en la Selección lo diré abiertamente. Esperaré las futuras convocatorias, pero obvio sé que depende de mí y tengo que mejorar mi futbol. Me haría feliz regresar”.