Posiblemente ninguno de los dos juegue con Kansas City la próxima temporada

Dee Ford y Justin Houston se combinaron para 22 capturas la temporada pasada, y 47.5 en las últimas tres temporadas para los Kansas City Chiefs. Pero es posible que ninguno de los dos juegue para el equipo en el 2019.

Los Chiefs colocaron la etiqueta de jugador franquicia sobre Ford este lunes, pero escuchan ofertas de canje por el apoyador externo y han recibido interés de múltiples equipos, dijeron fuentes a Adam Schefter de ESPN. Kansas City está abierto a retener a Ford sin embargo, en el caso de que no se halle a un socio adecuando para el intercambio.

Houston ha sido informado que los Chiefs intentarán traspasarlo, dijo una fuente a ESPN, y si no se llega a ningún acuerdo, será liberado. Houston acarrea un número contra el tope salarial de 21.1 millones de dólares; canjearlo o liberarlo ahorraría a los Chiefs 14 millones de dólares contra el tope salarial.

Los Chiefs pretenden cambiar su esquema defensivo base de un 3-4 a un 4-3 bajo el nuevo coordinador Steve Spagnuolo, obligando a un cambio de posición para ambos jugadores. Ellos serían alas defensivas en el nuevo sistema, luego de jugar como apoyadores externos en la 3-4.

Ford, quien cumplirá 28 años de edad el 19 de marzo, finalmente se convirtió en el jugador que imaginaron los Chiefs cuando lo reclutaron en la primera ronda del 2014, procedente de Auburn. Ford inició los 16 encuentros por primera vez en su carrera, e impuso una marca personal con 13 capturas. También fue elegido para jugar en el Pro Bowl por primera vez.

La espera para que Ford se convirtiera en un jugador consistentemente productivo fue larga. Tuvo un total de 17.5 capturas en sus primeras cuatro campañas. Diez de esas capturas llegaron en un lapso de nueve partidos en el 2016. Aparte de eso, hasta el 2018, Ford sumaba 7.5 capturas a lo largo de sus otros 42 juegos.

Ford terminó su mejor campaña con su partido menos productivo. No marcó captura ni tacleada en el Juego de Campeonato de la AFC, donde perdieron los Chiefs ante los New England Patriots. Ford también fue penalizado por alinear fueras de lugar en una jugada que resultó en una intercepción en el minuto final del cuarto periodo.

Esa intercepción hubiera permitido a los Chiefs, quienes ostentaban ventaja de cuatro puntos en ese momento, agotar el reloj de juego. En lugar de eso, los Patriots continuaron su avance hasta el touchdown de la ventaja, y eventualmente perdieron en la prórroga.

Houston, quien cumplió 30 años de edad en enero, se unió a los Chiefs como recluta de tercera vuelta (N° 70 global) procedente de Georgia en el 2011. Mostró su inmensa habilidad para cazar al quarterback con tres capturas en un juego frente a los Chicago Bears como novato. Sumó 22 capturas en el 2014, quedándose a media captura del récord de la NFL.

Houston no se ha acercado a ese estándar desde entonces. Su mejor total en capturas a lo largo de las últimas cuatro campañas fue de 9.5, en el 2017. Suma 78.5 capturas de por vida, colocándose cuarto en la lista histórica de los Chiefs.

En el 2015, Houston firmó un contrato de seis campañas por 101 millones de dólares, convirtiéndolo en su momento en el jugador defensivo mejor pagado en la historia de la NFL.

Fue más que un cazador de quarterbacks para los Chiefs. Se trataba de un jugador completo que defendió bien en contra de la carrera. Houston fue elegido para participar en el Pro Bowl tres veces, y fue designado al primer equipo All-Pro en el 2014.