Se debe hacer un análisis del entramado urbano para identificar riesgos y desigualdades sociales, afirma experto

La capacidad de adaptación al cambio climático de las ciudades puede empezar desde el manejo de los recursos hídricos. De acuerdo a Juan Carlos Zentella, experto en gestión de la ciudad y cambio climático, se debe hacer un análisis del entramado urbano para identificar riesgos y desigualdades sociales.

Durante el panel “Planeación urbana resiliente y gestión hidrológica frente al cambio climático”, puso como ejemplos del manejo resiliente del agua: los sistemas urbanos de drenaje sustentable para aprovechar la lluvia, y la integración de la ciudad a su entorno.

“2019 se está perfilando como el año más caluroso desde que se tiene registro, y año con año han aumentado los picos de calor y concentraciones de CO2, por eso es necesario plantear alternativas como la infraestructura verde y naturación de azoteas, además de programas de agricultura urbana y arbolado en la ciudad”, comentó el especialista.

CIUDAD RESILIENTE

Además del manejo del agua, un factor importante para una ciudad resiliente es identificar los riesgos, y esto tiene que hacerse con estudios profundos y objetivos, para tener buena capacidad de respuesta ante factores externos (naturales y sociales) y las desigualdades en el entramado urbano.

Respecto a las desigualdades en el entramado urbano, Jorge Macías, director de Desarrollo Urbano y Accesibilidad de WRI, comentó que “cuando nosotros analizamos el territorio donde nacemos, el código postal se vuelve destino”, porque no es lo mismo nacer en una zona con empleos, escuelas, espacios públicos, centros culturales, transporte, a una zona con pocas opciones.

“La procuración de justicia y la impunidad, todo tiene que ver con resiliencia, porque si seguimos teniendo impunidad no vamos a aprender jamás, si no tenemos procuración de justicia, si no tenemos comisiones independientes de investigación que sean objetivas y que tengan credibilidad, no vamos a poder cambiar la percepción de la gente. En épocas de crisis, lo más importante es generar confianza y no tenemos las instituciones para hacerlo”, puntualizó.

Por su parte, el director general del Desarrollo Agrario de la Sedatu, Víctor Hugo Hofmann, habló sobre el proyecto del Programa Nacional de Ordenamiento de Desarrollo Urbano 2019-2024, y un programa emergente en 26 municipios de Oaxaca que realizaron como respuesta a los daños ocasionados por los sismos.

Esta mesa de diálogo estuvo moderada por el secretario de Infraestructura, Movilidad y Desarrollo Urbano de Coahuila, Gerardo Alberto Berlanga Gotés, quien aprovechó el foro para mencionar algunos programas para aprovechar mejor los recursos hídricos que implementarán en la entidad.