De la noche a la mañana el padrón de tenistas en México aumentó un 400% /Mexsport
El estado fue uno de los que votó a favor de Mario Chávez como nuevo mandamás del 'deporte blanco' en México.

El tenis mexicano ha dado más pena que gloria en los últimos años y dejando fuera lo deportivo, en sus entrañas existe una guerra por el poder.

Todo el 2020 ha estado lleno de polémica para el tenis mexicano ya que se presume que Mario Chávez realizó una "estafa maestra" para adueñarse de la presidencia del deporte blanco, que incluye al estado de Coahuila. 

El organismo tiene dos presidentes, el primero es Carlos González que es reonocido por la Federación Internacional de Tenis y Mario Chávez es reconocido por la Conade en México.

Chávez consiguió ser el presidente en una asamblea el junio pasado, logrando 16 votos contra 13 y se nombró presidente de la Federación Mexicana de Tenis. 

El presidente es electo por los votos de las asociaciones estatales, pero los votos no valen igual y dependen de los tenistas afiliados.

El 30 y 31 de diciembre del 2019, el padrón de tenistas afiliados se multiplicó un 400%, con "afiliaciones fantasma" en ocho estados, donde se encuentra Coahuila. 

Afiliar a un tenista cuesta 350 por jugador, y cada estado tiene una meta de crecimiento. Cuando se alcanza la meta, la Federación Mexicana de Tenis le reembolsa al estado el 70% del pago como premio por generar a los deportistas.

Por ejemplo en Coahuila, el año pasado existían 142 tenistas afiliados y el 31 de diciembre del 2019 registró 261 tenistas más y como alcanzó la meta le reembolzaron un total de 27 mil 405 pesos.

Otro fue Tlaxcala, que a finales del 2019 tenía 126 tenistas y de un día para otro registraron 393 más, por lo que le reembolzaron más de 40 mil pesos. 

Sin embargo en los registros de los depósitos tanto de Coahuila y Tlaxcala apareció que el pago se realizó en Santa Catarina, Nuevo León. 

Según los registros de pagos de la Federación Mexicana de Tenis, dice que el pago de éstas afiliaciones se realizó en la sucursal 6901 de BBVA.

Además, Baja California Sur, Sinaloa, Hidalgo, Tamaulipas,Tabasco y Oaxaca realizaron la misma operación de registro masivo de tenistas por lo que surgieron de la noche a la mañana 2408 deportistas afiliados.

Coahuila y los demás estados que inflaron su padrón de tenistas, votaron por la presidencia de Mario Chávez. 

Chávez pretendió con el pago de afiliaciones ganar votos, pero lo que ganó es una disputa con Carlos González y el voto de calidad lo da el Comité Olímpico Mexicano, que informará a la Federación Internacional de Tenis quién es el verdadero presidente del deporte blanco en nuestro país. 

Mientras eso pasa, cada uno se autoproclama presidente del tenis en México.