Twitter
Ángela Buitrago del Grupo de Asistencia Técnica señaló que a cinco años de distancia no es tarde para conocer lo que realmente sucedió con los estudiantes de Ayotzinapa.

La Comisión para la Verdad y el acceso a la justicia en el caso Ayotzinapa se reunió esta mañana con el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, y el exfiscal general del estado, Iñaki Blanco, donde los padres de familia y abogados expusieron una serie de cuestionamientos a los funcionarios respecto a su participación en las investigaciones para atender la desaparición de los 43 normalistas, a unos días de que se cumplan cinco años de los hechos violentos ocurridos en Iguala.

"Hay varias preguntas, huecos de información que se plantearon, por ejemplo la relación que tendrían elementos de la policía ministerial con Guerreros Unidos, hay datos y documentos que apuntan hacia allá; hay datos y documentos que apuntan a que policías estatales tuvieron los teléfonos de los estudiantes, pero a esos cuestionamientos ellos dan evasivas”, comentó a su salida de la Secretaría de Gobernación Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los normalistas.

En tanto, el ex mandatario local manifestó su disposición a ser llamado a ampliar su declaración ante la Fiscalía General de la República (FGR) en esta nueva etapa de la investigación.

Sobre la llamada verdad histórica señaló que “yo creo que hay muchas cosas que se están desvaneciendo en ese sentido, por lo tanto nosotros vamos a contribuir porque por primera vez se nos invita, no se nos había escuchado a la instancia estatal. El expresidente Peña Nieto siempre se rehusó a recibirme para que conociera mi versión porque le dijeron que era un asunto de carácter local”.

Aguirre Rivero también demandó que el juez federal Ventura Ramos explique claramente sus razones para dejar en libertad a los presuntos implicados.

"Hay que juzgar al juzgador también y le corresponde al Consejo de la Judicatura llamarlo para q Ye explique cuáles fueron las motivaciones para poner en libertad a estas personas”, aseguró.

Por su parte, Ángela Buitrago del Grupo de Asistencia Técnica (GAT) señaló que a cinco años de distancia no es tarde para conocer lo que realmente sucedió con los estudiantes de Ayotzinapa.

"Yo quiero recapacitar un poco con esto cinco años en la necesidad de volver a creer en las instituciones a través de un modelo que permita establecer que la institución funciona y se hace lo posible por esclarecer los hechos”, aseveró.

La reunión fue encabezada por el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, quien se comprometió con los padres de familia de informarles hoy por la tarde si se confirma la reunión de mañana con el presidente Andrés Manuel López Obrador y el fiscal Alejandro Gertz.