Paciencia. Con la firme intención de realizar las mejores compras de la temporada, cientos de clientes hacen fila y esperan. | Foto: FRANCISCO MUÑIZ
Sin reclamos, las largas filas de clientes aguardan la oportunidad de ingreso a las tiendas

Clientes de tiendas departamentales al norte de la ciudad esperan hasta 30 minutos bajo el sol para entrar, ante la restricción de aforo debido a la pandemia.

Las filas kilométricas se formaron en las puertas de dichos establecimientos hasta rodearlas y ocupar el estacionamiento, pues deben respetar las normas de salubridad al interior restringiendo el paso de su aforo total.

No obstante la incomodidad, los clientes están dispuestos a esperar su turno para entrar con tal de beneficiarse con ofertas y promociones del Buen Fin, sin que se expongan a una aglomeración.

Distancia. El carrito del centro comercial es una buena medida para evitar la cercanía peligrosa. | Foto: FRANCISCO MUÑIZ

DAN SU TESTIMONIO

“No pues en todos lados estará igual a la hora que sea, mejor esperar, además es por el bien para que no haya mucha gente adentro”, comentó Carlos Viena, un cliente en espera.

Coincidió con los otros saltillenses formados, en que lo más importante es respetar las normas como uso de cubrebocas y sana distancia, usando el carrito de mandado como un separador en la fila.

Situación. Las filas se extienden por los estacionamiento. | Foto: FRANCISCO MUÑIZ

Los pacientes compradores aconsejaron recurrir a catálogos digitales para que al entrar a la tienda ya se tenga previsto qué ofertas se van a aprovechar.

En algunas tiendas, decenas de clientes abarrotaron a su máxima capacidad de aforo permitido durante los primeros días del Buen Fin, quienes cargaron con pantallas y otros electrónicos en sus autos.