Tomada de Twitter
Los Dragones se reponen de un mal arranque en la Temporada, en un duelo que también contó con Mateus Uribe y Agustín Marchesín de titulares

El Porto se impuso por 0-2 al Benfica, en un clásico en el que los delanteros Zé Luís y Marega decantaron la contienda para los blanquiazules.

El mexicano Jesús Corona jugó todo el partido, en el que se desempeñó como lateral izquierdo. Los examericanistas Agustín Marchesín y Matheus Uribe hicieron lo propio.

La primera parte comenzó con un mayor empuje de los dragones, que contaban en la línea de defensa con el central español Marcano y con el exmadridista Pepe. Y el primer gol de los dragones llegó en el minuto 22, gracias a un balón que se quedó muerto en el área pequeña tras un córner y que aprovechó el caboverdiano Zé Luís.

Tomada de Twitter

Así se llegó al descanso, con un Benfica más volcado en el área rival, donde las ocasiones llegaban, sobre todo, por la banda izquierda del exbarcelonista Alejandro Grimaldo.
En la segunda mitad, nada más empezar, el atacante colombiano del Porto, Luis Díaz, pudo anotar el segundo en el 48, tras un fallo defensivo del central internacional luso Ruben Dias, aunque el portero encarnado protagonizó una buena estirada.

El español Raúl de Tomás no encontraba gol, por lo que fue sustituido por el Ciquinho en el 71, ya que Bruno Lage quería más mordiente. El partido no tenía un claro dominador y en las postrimerías del encuentro el Porto mataba el encuentro en el 88 con un tanto del maliense Marega.

El clásico, ante 62.735 espectadores en el Estadio da Luz, daba oxígeno a un Porto que arrancó con mal pie la temporada, tras caer eliminado en la fase previa de la Liga de Campeones.