Es importante que los turistas actúen con responsabilidad y solidaridad en el cumplimiento de las recomendaciones y medidas sanitarias implementadas. ESPECIAL
Para este 2021 se estima que 5.35 millones de mexicanos salgan a visitar algún destino de México y 1.67 de los turistas sean extranjeros

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de la pandemia por el COVID-19, se estima que en esta Semana Santa y en vacaciones de Pascua se registre una afluencia de 7 millones de turistas en los diversos destinos turísticos del país, dijo el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), José Manuel López Campos.

Explicó que las próximas dos semanas son parte de la reactivación económica del sector turismo al esperarse que, del 29 de marzo al 11 de abril de 2021, se genere una derrama en el sector terciario de 26 mil 500 millones de pesos, cifras positivas luego de que en 2020 se registró una parálisis en la actividad en esas mismas semanas.

"Si bien esas expectativas, de cumplirse, serán un aliciente para el sector, no se comparan con el último año de excelente derrama y visitantes, el 2019, cuando los negocios registraron ingresos totales por 52 mil 893 millones de pesos, y el desplazamiento por México fue de alrededor de 14 millones de turistas", expuso.

Para este 2021 se estima que 5.35 millones de mexicanos salgan a visitar algún destino de México y 1.67 de los turistas sean extranjeros.

"Las cifras calculadas, si bien no son las mejores en los últimos años, sí son alentadoras como un nuevo impulso para la actividad luego de más de un año de crisis, que viene a reactivarse por la confianza por viajar de los mexicanos al tenerse un descenso en casos en los últimos días en los estados, así como el hecho de que ninguna entidad está en color rojo en el semáforo epidemiológico nacional", explicó.

Reiteró que es importante que los turistas actúen con responsabilidad y solidaridad en el cumplimiento de las recomendaciones y medidas sanitarias implementadas, ya que la recuperación económica no será sostenible si se presenta una nueva ola de contagios y hay un retroceso en los semáforos epidemiológicos.