Especial
El programa “Saltillo se Prende”, que arrancó el Alcalde el 22 de agosto de 2019, concluyó con el cambio al 100% del alumbrado público

El alcalde Manolo Jiménez Salinas realizó el último encendido del programa “Saltillo se Prende” con el que se modernizó al 100 por ciento el alumbrado público en la ciudad a tecnología LED.

El proyecto arrancó el 22 de agosto del 2019, en la colonia Las Brisas, y significó la sustitución de 55 mil 629 luminarias que pasaron de ser de Aditivos Metálicos Cerámicos a tecnología Led. Se atendieron en total 616 colonias, 559 parques y jardines y 207 avenidas secundarias. “Fueron 12 meses de intenso trabajo”, refirió el Alcalde.

Anoche en la zona Centro, en Allende y Aldama, se llevó a cabo el evento donde se levantó bandera blanca del programa que coloca a la capital de Coahuila entre las ciudades con mejor iluminación.

Jiménez agradeció el respaldo del gobernador Miguel Riquelme para llevar a cabo acciones como ésta, en la que se dotó a las colonias y barrios del municipio del mejor sistema de alumbrado público.

“Aunque en los últimos meses nos hemos dedicado en cuerpo y alma a la salud y a la reactivación económica por la pandemia, este proyecto que arrancamos el año pasado continuó hasta el día de hoy donde la ciudad quedó modernizada a LED en su totalidad”, dijo.

“Estamos inaugurando la última etapa del proyecto más grande y de mayor alcance de servicios públicos que ha tenido Saltillo”, refirió Jiménez Salinas.

EL DATO

55  MIL 629 luminarias  fueron remplazadas en todo  el municipio por tecnología LED.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.