Entrevistada. Marcela Cruz, subdirectora de Asignación de Becas al Extranjero del Conacyt. Foto: Rebeca Ramírez
En 2015 fueron casi 300 las personas que viajaron al extranjero para estudiar un posgrado relacionando con el tema energético, por ello, para este año, la expectiva es duplicar esa cifra

En 2015 fueron casi 300 las personas que viajaron al extranjero para estudiar un posgrado relacionando con el tema energético, por ello, para este año, la expectiva es duplicar esa cifra.

La subdirectora de Asignación de Becas al Extranjero del Conacyt, Marcela Cruz Caballero, indicó que en 2015, en las 60 convocatorias que se emitieron para estudiar un posgrado al extranjero, se otorgaron entre 3 mil a 3,500 becas, aunque gran parte de ellas fueron para ingenierías, sistemas, salud y ciencias exactas; destacaron también las que fueron para el sector energético.

Aunque es una convocatoria nueva del Conacyt en conjunto con la Sener, para quienes busquen un posgrado en energía, hidrocarburos y sustentablidad, se apoyaron a 300.

Agregó que la Reforma Energética ha motivado a los estudiantes enfocarse en esos estudios y de hecho, la beca de la Sener-Conacyt es muy generosa porque cubre todo el costo de la colegiatura; el monto de la manutención es un poco más alto según el tabulador que generalmente ofrece el Consejo, esto último obedece a que es un apoyo que otorga la Sener, aunque es administrado por el Conacyt. 

Mientras que el monto que ofrece es de hasta 300 mil pesos en colegiatura equivalentes a la divisa del País al que van, en el caso de las convocatorias con Sener ellos cubren el costo total de las colegiatura, las más caras son en EU y Reino Unido, asimismo en el tema energético en los posgrados también les ha llamado la atención especializarse a nivel legal y administrativo.

Recorte al Conacyt pegará a innovación
El mexicano José Hernández, exastronauta de la NASA, lamentó el recorte de 900 mdp al presupuesto del Conacyt pues previó un impacto en la generación de innovación e investigación en México.

“Creo que hubieran recortado en otros lugares y le hubiesen aumentado el presupuesto al Consejo, porque es el brazo de la tecnología en México. Hay que alimentarlo para que pueda crear un ambiente favorable para nuestros investigadores en las universidades”, dijo el también empresario.

Hernández refirió que en Estados Unidos por cada dólar que invierte el Gobierno en la NASA, obtiene 7 dólares por el desarrollo de tecnología en la agencia espacial.