Los padres de las víctimas dieron a conocer esto en un pronunciamiento difundido por el Centro ProDH.
Peritos argentinos que analizaron un resto óseo hallado en el rancho El Limón, en Veracruz, confirmaron que éste coincide con el ADN de Bernardo Benítez
“Nos entristece compartirles que los resultados del peritaje hecho por el equipo argentino, en torno a Bernardo Benítez , fueron coincidentes con el resultado del perfil genético otorgado con la policía científica de México”
Padres de Bernardo Benítez

El equipo de peritos argentinos que analizó un resto óseo hallado en el rancho El Limón, en Veracruz, confirmó que éste coincide con el ADN de Bernardo Benítez Arroniz, uno de los cinco jóvenes desaparecidos en el municipio de Tierra Blanca. 


Los padres de las víctimas dieron a conocer esto en un pronunciamiento difundido la mañana de este jueves por el Centro ProDH, en el que por primera vez reconocen la muerte del joven de 25 años de edad en el rancho ubicado en Tlalixcoyan. 


“Nos entristece profundamente compartirles que los resultados del peritaje independiente hecho por el equipo argentino de antropología forense, en torno a Bernardo Benítez Arroniz, fueron coincidentes con el resultado del perfil genético previamente otorgado con la policía científica de México”, dijeron los padres del joven a través de un comunicado. 


Bernardo Benítez Herrera y Columba Arroniz señalaron que han iniciado un proceso de duelo muy difícil, “por lo que pedimos a los medios de comunicación que comprendan nuestra distancia”. 


En un texto conjunto, los padres de los otros desaparecidos: José Benítez de la O, Susana Tapia Garibo, Mario Arturo Sánchez y Alfredo González Díaz, señalaron que siguen “en pie de búsqueda, y no cesaremos en nuestro esfuerzo y permanente exigencia al gobierno federal y estatal para que continúen investigando. 


“Hoy más que nunca agradecemos la solidaridad de miles de personas que nos han acompañado y reiteramos que nuestros corazones seguirán en búsqueda de Susana, Alfredo, José y Mario”, señalaron. 
El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, informó el miércoles de la detención de cinco presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en conexión con la desaparición. 


Uno de ellos, especificó el subsecretario, se encontraba en el rancho en el momento de los hechos. 
Las detenciones realizadas hasta ahora, si bien para los padres constituyen un “avance”, también son “insuficientes para esclarecer las estructuras que permitieron que algo tan grave sucediera”. 


Por ello, informaron en su comunicado, acordaron con las autoridades sostener próximas reuniones a fin de dar seguimiento a la investigación y búsqueda de sus hijos. 


Bernardo Benítez Arroniz (25 años), José Benítez de la O (24 años), Susana Tapia Garibo (16 años), Mario Arturo Orozco Sánchez (27 años) y Alfredo González Díaz (25 años) fueron detenidos el pasado 11 de enero por policías municipales de Tierra Blanca y entregados posteriormente al crimen organizado.