En comparaciones anuales, el consumo privado retrocedió 11.4% en septiembre y durante los primeros nueve meses del año acumula un retroceso de 12.1 por ciento. Foto: Tomada de Internet
En comparaciones anuales, el consumo privado retrocedió 11.4% en septiembre y durante los primeros nueve meses del año acumula un retroceso de 12.1 por ciento

En septiembre, el consumo privado en el mercado interior en México creció 2.2% mensual, con lo que hiló cuatro meses de mejoras, tras el bache de abril y mayo por la prevalencia de las medidas de distanciamiento social anti Covid.

La lectura representó, además, una mejora respecto del avance de 1.7% observado en agosto, de acuerdo con el reporte difundido ayer 7 de diciembre, por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Al interior del indicador, el mejor comportamiento se observó en el rubro de consumo de servicios, cuyo crecimiento pasó de 1.7% en agosto a 4.7% en septiembre. En tanto, el consumo de bienes de origen importado retrocedió 1.8%, luego de crecer 3% en agosto.

En comparaciones anuales, el consumo privado retrocedió 11.4% en septiembre y durante los primeros nueve meses del año acumula un retroceso de 12.1 por ciento.

 

En medio de la crisis económica desatada por el Covid 19, se trata del componente de la demanda agregada con el mejor comportamiento, vistas las caídas de la inversión fija (-20.1%) y, en menor medida, de las exportaciones (-12.8 por ciento).

“En nuestra opinión, la mejoría en las condiciones epidemiológicas, además de la fatiga por la pandemia, apoyaron el desempeño. Además, el empleo siguió recuperándose, lo que también es un importante impulso para la extensión del dinamismo”, opinó el Grupo Financiero Banorte en un análisis.