Foto: Marco Medina
El hombre se encuentra en un estado de salud delicado

Alrededor de las 12:00 horas, en los arcos de la Plaza de Armas, a un costado del Palacio de Gobierno; un hombre que tenía acostado ahí ya tres días, empezó a convulsionar, lo que despertó la preocupación de los comerciantes.

Estos dijeron que el hombre lleva varios meses rondando el lugar y desde el domingo por la tarde se acostó en el piso, sin querer comer ni beber agua.

Personas les regalaban comida, la cual no probaba, dicen que por los ataques epilépticos que sufre.

En varias ocasiones, elementos de auxilio han acudido por él pero se niega a retirarse del lugar.