Foto: Tomada de Internet
Especialistas te dicen cuáles son algunos de los errores más comunes al poner a trabajar tu dinero y cómo detectarlos antes de ver pérdidas en tu capital

Invertir y poner a trabajar el dinero es un proceso en el que puedes cometer algunos errores, en ocasiones involuntarios, que implicarán con el tiempo que tu operación resulte sin éxito.

Especialistas en el tema señalan 4 ‘fails’ comunes al momento de invertir y cómo detectarlos a tiempo.

1. No conocer tus objetivos de inversión

Para empezar se requiere de una meta clara. José Luis Arroyo, asesor en Estrategias de Inversión de Casa de Bolsa Finamex, señaló a El Financiero que ese es un error común de quienes deciden invertir por primera vez.

Explica que en ocasiones la gente cuenta con ahorros o recursos para invertir y saben que lo que desean es generar un rendimiento de ese capital, pero no tienen clara la meta a la que quieren llegar en cuestión de retornos o simplemente el objetivo final de esa inversión.

“Necesitas establecer los objetivos. Saber si quieres que sea un patrimonio para tu retiro o solo rendimientos para otra opción que tengas. O si quieres estar ganando más que la inflación. Puede que solo quieras que genere y no te importa la tasa, siempre y cuando sea una inversión estable”, explicó.

El experto señaló que se requiere tener claras las metas de la inversión para poder, junto con el asesor, hacer mediciones y revisiones frecuentes del avance que tiene el plan y así determinar si el plan de acción está funcionando o si requiere modificaciones sobre la marcha.

2. Aversión al riesgo

Sea cual sea el instrumento que utilizarás para hacer rendir tu capital, debes conocer los riesgos que implica y estar preparado. Uno de los errores más comunes, según José Luis Arroyo, es ‘salir corriendo’ cuando el panorama presenta riesgos que son naturales de cualquier inversión.

“Cada persona tiene diferente aversión al riesgo, algunos pueden ver volatilidades y saben que es comportamiento normal de los mercados. Otros ven volatilidad y salen corriendo. Cada cliente sabe dónde duerme tranquilo”, dijo.

Mark Slevin, gerente general de Acuma deVere en México, indicó que en lugar de evitarlo, es recomendable estar preparado ya que siempre existirá el riesgo, por lo que es primordial conocer el nivel de riesgo que el inversionista y su monto a invertir están dispuestos a soportar.

“Ya sea un inversor conservador, un inversor equilibrado o un inversor agresivo, debe saber que siempre existirá un riesgo y debe estar consciente del nivel que puede enfrentar”, indicó Slevin.

3. No establecer un horizonte de inversión claro

Al plazo a invertir y el objetivo que se requiere lograr se le conoce como 'horizonte de inversión'. No respetarlo va a derivar en resultados negativos para el capital que decidiste invertir, de acuerdo con los expertos.

“Por ejemplo haces una inversión pero al poco tiempo compras un inmueble o sacas dinero para algún proyecto y lo sacas de tu inversión, entonces tal vez estabas en una estrategia que era a un mayor plazo y definitivamente no vas a cumplirla”, dijo Arroyo.

“La peor estrategia es cambiar de estrategia. Lo que defines al inicio mantenlo, y si no estás seguro del plazo entonces mantente en el corto plazo, pero una vez que etiquetes la inversión en un horizonte, debes de ser inamovible en la medida de lo posible”, añadió Benito Etchegaray, director regional de Casa de Bolsa Finamex en Querétaro.

4. Confiar en lo que luce fácil

Benito Etchegaray señaló que es preferible revisar dos veces los instrumentos financieros y las propuestas de casas de bolsa e instituciones más pequeñas y optar por las opciones que brindan firmas de mayor tamaño aunque de inicio no prometan los mismos rendimientos.

Lo anterior debido a que, señala, existen instituciones que publican anuncios en los que prometen rendimientos de hasta 15 por ciento en el corto plazo y ofertas muy atractivas que en ocasiones derivan en una sola cosa: fraude.

“La gente se deja llevar por las primeras impresiones. Los invitan a mercados como el Forex que son altamente volátiles y especulativos y no son una buena opción para el inversionista inicial”, dijo en entrevista.

“Recuerdo en Guadalajara el caso de una casa de bolsa pequeña que ofrecía rendimientos de 15 por ciento casi inmediato y que al final desapareció. La gente estaba acudiendo a la autoridad para que les solucionaran ese asunto pero la realidad es que ya se habían llevado su dinero”, indicó.