Foto: Especial
En muchas ocasiones, los ahorradores se plantean la posibilidad de invertir en dólares ante las ventajas que ofrece. Valoran entonces los inconvenientes y toman una decisión. Sin embargo, en estos momentos, en Argentina no se trata tanto de buscar el beneficio en una cuenta en dólares como de evitar la incertidumbre de una cuenta en pesos.

Hace unas semanas el gobierno argentino devaluó el peso en el Forex cerca de un 20%. Eso provocó una caída importante en los depósitos en moneda local. Posteriormente, algunos ahorradores volvieron, pero las dudas sobre la situación económica argentina siguen invitando a buscar la seguridad del dólar estadounidense en cuentas y depósitos a plazo fijo frente a la oferta monetaria en moneda local.

En muchas ocasiones, los ahorradores se plantean la posibilidad de invertir en dólares ante las ventajas que ofrece. Valoran entonces los inconvenientes y toman una decisión. Sin embargo, en estos momentos, en Argentina no se trata tanto de buscar el beneficio en una cuenta en dólares como de evitar la incertidumbre de una cuenta en pesos.

Sin embargo, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) venía implantando una serie de medidas que favorecían que el dinero de los ahorradores se quedara en pesos. Entre ellas estaba la normativa que incrementaba la competencia entre las entidades financieras con el fin de que se aumentase las tasas de interés que se ofrecían a los ahorradores a través de los depósitos a plazo. 

Hasta la devaluación de agosto, la normativa funcionaba y los depósitos y plazos fijos en pesos crecían. Pero la incertidumbre alrededor del país andino y su posible default, cada vez más cercano, han devuelto a los ahorradores minoristas a la tesitura de llevar parte de su dinero a cuentas en dólares. 

Los inversores en Forex conocen mejor este tipo de incertidumbres cambiarias y de los tipos de interés que los ahorradores minoristas. Para ellos, lo de tener parte de su dinero en otra moneda es habitual, pues mueven su capital de una moneda a otra constantemente.

Cómo funciona el ahorro en otras divisas

Para un ahorrador ajeno a los movimientos cambiarios del Forex, la decisión es más complicada. Tener una parte del ahorro en dólares supone ganar dinero si la moneda local (el peso) se debilita o si el dólar se aprecia. Pero ahorrar en dólares tiene unos costes más elevados y depende de la política monetaria de Estados Unidos, por lo que genera una volatilidad ajena.

No obstante, ahorrar en dólares tiene la ventaja de evitar una volatilidad que sí tienen otras divisas como el peso. En el caso concreto de Argentina, ahora la ventaja de tener una parte del ahorro en dólares es que se logra una alternativa frente a la debilidad de la moneda local, además de una rentabilidad estable.

Algunas de estas cuentas en dólares, como la de iforex, fijan su rentabilidad en un interesante porcentaje del capital pagadero en dólares mensualmente. Puesto que, además, los depósitos están disponibles en múltiples monedas (pesos por supuesto) y que aceptan varias formas de pago, su atractivo es aún mayor.

La clave para contratar una cuenta en dólares son las previsiones que están realizando los economistas internacionales. Para ellos, toda decisión que implique no seguir con las mismas políticas que se venían desplegando antes del verano harían que la economía argentina fuera insostenible y tuviera que caen en default.