A Enrique Campos López.
In Memoriam.

En qué se parece el impacto terrorista de ISIS, al sufrido por nosotros a partir de la Declaratoria de Guerra contra el Narcotráfico realizada por Felipe Calderón el 11 de diciembre de 2006?
El ISIS asesinó a 3 mil 591 personas en Siria desde que proclamó el califato en 2014. “Mil 945 fueron civiles, entre ellos 77 niños y 103 mujeres, que perdieron su vida tiroteados, decapitados, degollados, lapidados, lanzados desde edificios elevados o quemados”.

¿Cuántas imagenes ocurridas en nuestro México, de personas decapitadas, semidesnudas, colgadas de puentes, destazadas, depositadas en bolsas de plástico, envueltas en colchas, con el tiro de gracia o “pozoleadas” lleva usted en su mente?

El viernes 13 de noviembre pasado, 129 personas murieron y 352 resultaron heridos por tiroteos y bombardeos en París. El 20 de noviembre, 27 personas fueron encontradas muertas en el Hotel Raddison Blu de Mali.

¿Cuántas masacres parecidas, sucedidas en nuestro País, recuerda usted? Le recuerdo algunas: 17 personas en Villas de Salvarcar de Ciudad Juárez (2010), 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas (2010), 17 personas en el “Italia Inn” de Torreón (2010), 52 personas en el Casino Royale de Monterrey (2011), 49 personas en Cadereyta (2012), 43 personas en Iguala (2014), 22 personas en Tlatlaya (2014) y 42 personas en Tanhuato, Michoacán (2015).

De 2006 a 2015, 120 mil personas han muerto por la guerra contra el narco. 23 mil 271 personas han desaparecido. Cerca de 2 millones de personas han sido desplazadas por el conflicto armado desde 2006.

A raíz de los atentados en Francia, Estados Unidos, Rusia y Francia, deciden integrar una coalición única para luchar contra el Estado Islámico (ISIS) en Siria, en donde los tres países actúan militarmente por separado.

En México, el 27 de noviembre de 2014, Peña Nieto propuso un Decálogo de Seguridad Pública, mismo que hasta hoy, duerme el sueño de los justos.

¿Por qué el impacto terrorista del Estado Islámico recibe distinta cobertura mediática, y diferente preocupación internacional, al sufrido por nosotros en México desde 2006?

¿Acaso nuestra tragedia nacional no cuenta igual por sus tintes de guerra civil focalizada entre pares? ¿O, por su ausencia de ideología religiosa fanatizada y de seguidores migrantes que la explotarían desde las entrañas de los países más avanzados del orbe? O quizá, por nuestra pobre ubicación geopolítica y pocos recursos petroleros necesarios para fortalecer las ansias imperialistas de Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Alemania y el Reino Unido?

Lo pregunto, porqué terrorismo contra la población civil, es tanto uno, como el otro.