Misa. El obispo presidió los festejos de los salesianos.
Sobre la reciente ola de feminicidios, privaciones de libertad y asesinatos con alta crueldad que se han presentado en Saltillo, el obispo de Saltillo mencionó que la situación es muy grave, y entre otras cosas se deben a que la estructura familiar está trastocada por el sistema laboral

De acuerdo con Raúl Vera, muchos de los feminicidios que han ocurrido en la ciudad se deben a los daños estructurales de las políticas económicas. Llama a Derechos Humanos a poner más atención

Sobre la reciente ola de feminicidios, privaciones de libertad y asesinatos con alta crueldad que se han presentado en Saltillo, el obispo de Saltillo mencionó que la situación es muy grave, y entre otras cosas se deben a que la estructura familiar está trastocada por el sistema laboral.

“Esto es muy grave. Los feminicidios y las desapariciones forzadas en Saltillo son cosas que se tienen que atender. “La estructura familiar está trastocada porque el día de hoy el Gobierno no tiene control de la economía”, afirmó.

 

Mencionó que el ingreso injusto que tienen y las jornadas laborales que los padres tienen que cumplir, impiden que atiendan de manera adecuada a sus hijos. Afirmó que en la zona conurbada de Saltillo, sobre todo en Ramos Arizpe, estos casos se repiten más.

“No hay un ingreso justo. No hay tiempo para que los padres atiendan a sus hijos. “En Ramos muchas de las personas son inmigrantes de los estados del centro y sur; hay grandes cantidades de trabajadores de aquellos estados.

Mencionó que en esta ciudad se acaba de bendecir una casa que se encarga de dar atención a niños que llegan de la escuela y no estén solos, por la ausencia de los padres que se encuentran laborando. El obispo Raúl Vera participó en las celebraciones del 70 aniversario de la llegada de los salesianos a Saltillo. El jerarca de la Iglesia Católica presidió una misa concelebrada en Intec Don Bosco.