La fragilidad financiera de la paraestatal representaría un factor de riesgo

CDMX.- El Banco de México (Banxico) advirtió que la fragilidad financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex) puede representar un factor que afecte a la economía nacional.

En la minuta correspondiente a la reunión de política monetaria del pasado 7 de febrero, en la que se mantuvo en 8.25 por ciento la tasa de referencia, se menciona que la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del banco mostraron su preocupación por el futuro y la debilidad en las finanzas de la petrolera, y sobre todo del riesgo de un deterioro extra en su calificación crediticia.

Se ponderó que una degradación en la nota de la petrolera puede impactar el costo financiero del gobierno federal y, en general, a las condiciones de acceso a financiamiento externo del país.

Al señalar el tema de Pemex junto con otros eventos transitorios que están afectando las expectativas económicas, uno de los miembros alertó que no sorprendería que durante el primer trimestre del año la tasa de crecimiento sea negativa.

Mencionaron que el desabasto de gasolina, bloqueos en Michoacán y conflictos laborales en Tamaulipas ponen un freno en el ambiente de cautela para la inversión, así como la afectación del mercado laboral por la cancelación del aeropuerto.

La minuta da cuenta que estuvieron presentes los cinco integrantes del órgano colegiado, con los dos nuevos miembros, Jonathan Heath y Gerardo Esquivel; también el titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa, y el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, quienes tienen voz, pero no voto.

Se advirtió que la debilidad económica puede estar acentuándose en el primer trimestre de este año, porque no se observan cambios en los determinantes fundamentales que han afectado a la economía.

DEBILITAMIENTO

Un miembro dijo que indicadores recientes sugieren que el debilitamiento de la actividad económica durante el cuarto trimestre del año pasado puede extenderse al comienzo de 2019. Destacó que el consumo mostró por primera vez indicios de desaceleración.