Foto: Archivo
Por no contar con los permisos correspondientes, le retuvieron los cohetes a un comerciante.

Diez kilogramos de cohetes le fueron decomisados a Daniel González, los cuales iba a surtir a un negocio de Ramos Arizpe, que le solicitó mediante un pedido vía mensaje de texto telefónico.

Como lo sorprendió la Policía Investigadora, fue llevado ante el ministerio público, donde se le siguió una carpeta de investigación por el delito de transportación de sustancias peligrosas, porque no portaba los permisos de Protección Civil y Secretaría de la Defensa Nacional, (Sedena).

La detención se dio el domingo por la noche, cuando elementos de la Policía Investigadora iban en busca de una persona para hacerle entrega de un citatorio para que compareciera a rendir declaración por el delito de abigeato.
Tras observar una camioneta en actitud sospechosa, solicitaron al conductor detener marcha, ya que portaba placas del Estado de Michoacán que no coincidían con el engomado.

El tripulante confesó que se dedica a la venta de explosivos y que surte a comerciantes de Coahuila y Nuevo León.

El vendedor dijo no tener problemas para las ventas y que todo estaba en orden, pero ayer descubrieron que traía 10 kilogramos de palomas irregulares, por lo que le fueron decomisadas por la autoridad.