En medio de la militarización del País para contener la violencia ocurrida de 2006 a 2018 con 272 mil muertos, 37 mil 500 desaparecidos y 330 mil desplazados; irrumpe con radical urgencia la defensa de los Derechos Humanos.

Esta exigencia adquiere trazos alarmantes en tres estados vecinos de Coahuila: Nuevo León, Chihuahua y Tamaulipas que sufren una descarnada violencia sin espacio para defender lo humano.

Coahuila, por el contrario, hasta hoy se cuece aparte. El Gobierno del Estado instauró una metodología exitosa para contener la inseguridad pública y refrenar la presencia territorial del crimen organizado. E instituyó una alianza estratégica con la Academia Interamericana de Derechos Humanos para construir, con los familiares de desaparecidos, las políticas públicas capaces de transformar su dolor lacerante en acción política con resultados tangibles.

El pasado sábado 26 de enero, el gobernador Miguel Riquelme reafirmó ese equilibrio entre sus políticas de seguridad pública y derechos humanos, al instalar el primer Grupo de Trabajo de Defensores de Periodistas y de Derechos Humanos en el País.

De esta manera, Riquelme avanza en su meta de “generar un modelo de seguridad con una perspectiva que respete la dignidad de todas las personas” en Coahuila.

Empero, “la tarea no será sencilla”. El gremio periodístico exige organización y capacitación para unificarse y protegerse como colectivo. Y los organismos defensores de derechos humanos reclaman articular sus tareas a nivel estatal para resguardarse entre sí y amplificar su impacto colectivo.

Es tarea de este Grupo recién instalado partir de ese piso mínimo para diseñar con esos periodistas y defensores de las cinco regiones de Coahuila, las políticas públicas que asegurarán la protección irrestricta de sus derechos humanos.

De igual manera, es su responsabilidad demandar a nivel federal que el Mecanismo Protector de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas se convierta en una política de estado eficaz y eficiente.

Éxito para este Grupo, en su defensa de lo humano.

@Canekvin