Foto: Paloma Gatica
La falta de un oficio por parte del Ministerio Ministerio Público de Saltillo, impidió que éste sábado se realizarían las pruebas psiquiátricas con las cuales culminaría la investigación complementaria, entorno la supuesta violación impropia en contra de un menor, ocurrida en 2019 en el kinder Guadalupe Borja

La falta de un oficio por parte del Ministerio Ministerio Público de Saltillo, impidió que éste sábado se realizarían las pruebas psiquiátricas con las cuales culminaría la investigación complementaria, entorno la supuesta violación impropia en contra de un menor, ocurrida en 2019 en el kinder Guadalupe Borja.

 De acuerdo con  la directiva del Centro Estatal de Salud Mental de Saltillo (CESAME), las pruebas psiquiátricas que se le practicarían para continuar el caso, no se llevaron a cabo, pues aseguraron que nunca fueron solicitadas por el Ministerio Público, pese a la orden emitida por el Tribunal Superior de Justicia del Estado.
 
Ante los hechos mencionados, la defensa de Gerardo N, identificado como el acompañante de música del Kínder Guadalupe Borja y uno de los imputados, señaló la existencia de irregularidades en la investigación, ya que con dichas pruebas psiquiátricas podría terminar con las investigaciones.
 
"¿Qué esconde la Fiscalía General del Estado en el caso del Jardín de Niños Guadalupe Borja, a quien protegen? Lejos de buscar un esclarecimiento de los hechos tal parece que hacen lo posible por no llegar a la verdad; se programó prueba psiquiátrica a la familia (entre ellos el menor) de la presunta víctima sin que se llevará a cabo. Estando presentes defensores de las personas que están privadas de la libertad en total indiferencia", cuestionó la abogada.
 
"Ante la imposibilidad del desahogo de pruebas, tanto él como Servando N.  quedan en la completa y total indefensión", continuó.
 
Expuso de igual forma que otra de las irregularidades en el proceso, sería una supuesta relación familiar del abuelo del menor con un elemento de la Fiscalía General del Estado de Coahuila, a quien identificó como Teresa Barrientos.
 
"Se solicitó se abriera una línea de investigación hacia el abuelo por comentarios de vecinos, pero el MP no quiso hacerlo porque el señor es tío de Teresa Barrientos quien trabaja para Fiscalía".
 
Concreto que sin las pruebas psiquiátricas mencionadas, se desconoce qué sucederá toda vez que el plazo para cerrar las investigaciones complementarias del caso se encontraba  programado para el próximo lunes 27 enero.