Señalado. En este vehículo viaja el acusado, afirma la joven acosada.
La joven decidió exponer en las redes el número telefónico desde donde el hombre le envía mensajes para proponerle salir con él, así como las placas y descripción del carro en que lo ha visto conduciendo afuera de su hogar y su trabajo

A través de redes sociales, grupos feministas expusieron el caso de una joven saltillense identificada como Katya, quien afirma ser acosada desde hace algún tiempo por un hombre que constantemente la vigila afuera de su domicilio y su trabajo, por lo que acudió ante el Ministerio Público a presentar su denuncia, sin embargo, al no contar con el nombre del sujeto la denuncia no procedería por falta de pruebas.

“No puede proceder una denuncia porque no tienes el nombre y no podemos invadir su privacidad llegando porque con eso se puede defender, hasta que tengas su nombre o pase algo más podemos proceder”, fue la respuesta que dice, recibió la saltillense.

Por lo anterior, la joven decidió exponer en las redes el número telefónico desde donde el hombre le envía mensajes para proponerle salir con él, así como las placas y descripción del carro en que lo ha visto conduciendo afuera de su hogar y su trabajo.

Días antes, la jovencita compartió en su perfil social que el sujeto la interceptó al salir de una farmacia haciéndole preguntas personales como su estado civil, su hora de salida, su número telefónico y asegurando haberla visto en ocasiones anteriores bajarse de un carro blanco, después de ello comenzó a recibir mensajes de texto y llamadas de un número desconocido que se idénticó como el hombre que se había encontrado afuera de la farmacia.

“En ese momento literalmente me bloquee mentalmente y todo lo contesté seco y con datos distintos, intentando irme y no saber cómo hacerle para irme o como contestarle, me privé, y solo esperaba que llegara algún compañero para zafarme, como siete minutos después llegó el chef y me fui de inmediato”, relató.

“No pasó ni media hora, y quién sabe cómo consiguió mi número y me comenzó a marcar, puse el número en la lista negra y no me entraban mis llamadas, no les miento, las llamadas aparecieron en la lista desde las 09:30 hasta las 04:00 de la tarde, mis compañeros y jefes estaban molestos, nadie nunca había visto al señor, supo mi segundo nombre, quién sabe cómo, el gerente y una compañera le llamaron, lo amenazaron y pues me defendieron”, expuso.