Alameda. Los vendedores afirman que fue poca la afluencia de compradores este Domingo de Ramos. | Foto: OMAR SAUCEDO
Los vendedores afirman que fue poca la afluencia de compradores este Domingo de Ramos

Aunque se esperaba que la Alameda de Arteaga fuera abarrotada este Domingo de Ramos, que marca el inicio de la Semana Santa, “la tragedia del fuego” ahuyentó a los visitantes, aseguraron los comerciantes.

De acuerdo a elementos de la Policía Municipal que resguardan la plaza, este domingo acudieron poco más de mil visitantes, quienes coincidieron en que semanas atrás se registró mayor afluencia.

“Pues es que con eso del incendio la gente cree que no dejan pasar aquí tampoco”, manifestó Gilberto Hernández, un comerciante con apenas una tercera parte de la venta que domingo atrás logró en su puesto de pays de manzana.

Más comerciantes como él señalaron que la afluencia de paseantes sí fue menor a la de domingos anteriores; coincidieron en que quizá los visitantes creyeron que su paso a la Alameda también sería restringido. 

“Igual también es el clima porque ya soleando si se viene más gente o también influye que no es quincena”, comentaron vendedores, quienes lamentaron que uno de los daños colaterales del incendio sea la baja de visitantes.

“Muchos de los paseantes son quienes arriban a la Sierra y a sus cabañas, pero de regreso o al viajar hacia allá acuden a la Alameda dejando una derrama económica importante a su paso”, aseguraron los comerciantes.