Diego Roel oriundo de Monterrey es fundador y director ejecutivo de la firma STRAP Technologies desarrolló el dispositivo Strap que se coloca como un arnés sobre el pecho y detecta los obstáculos, objetos colgantes, escalones, desniveles y cavidades que ponen en peligro a los invidentes.

Numerosas compañías investigan y desarrollan distintos sistemas para dotar a los automóviles con conducción autónoma de la capacidad de “ver” el mundo que los rodea. Ahora, una empresa emergente está perfeccionando un dispositivo portátil que usa esta industria para dar a las personas ciegas una noción más clara de su entorno

El dispositivo Strap se coloca como un arnés en la parte delantera del cuerpo, y utiliza elementos de detección a distancia basados en la emisión y recepción de ondas electromagnéticas (radar), sonidos imperceptibles para el oído humano (sensores ultrasónicos) y pulsos de luz láser (lidar) para obtener información del mundo físico cercano, y trasmitirla.

Esta información, procesada electrónicamente, se traduce al instante en señales vibratorias que advierten a su usuario invidente sobre la proximidad de obstáculos,  cavidades, desniveles u otras amenazas para su cabeza, pecho y parte inferior del cuerpo, incluidos agujeros, objetos colgantes y escalones, evitándole caídas, pérdidas de equilibrio,  golpes o tropiezos.

Strap (correa, en inglés) es el primer dispositivo de asistencia ‘wearable’ (ponible),  portátil y de “manos libres”, para ayudar a las personas ciegas o con deficiencias visuales a desplazarse por su entorno con seguridad sin utilizar el tradicional bastón blanco que les sirve de guía,  permitiéndoles una mayor independencia y movilidad, según sus creadores, STRAP Technologies.

Cada tipo de sensor genera una información diferente y utilizamos los mejor de cada tecnología y lo combinamos en el dispositivo, cuyas notificaciones hápticas (perceptibles al tacto) hacen que su uso sea intuitivo y fácil de aprender en menos de dos minutos!", según Diego Roel, fundador y director ejecutivo de la firma (https://strap.tech)

Roel, oriundo de Monterrey (México) y con experiencia en robótica, ideación de productos y estrategia de propiedad intelectual, comenzó a desarrollar el dispositivo en México, donde la compañía tiene su laboratorio, en Guadalajara, mientras que su sede está ahora en Austin (Texas, EU).

EQUIPADO CON RADAR, LIDAR Y ULTRASONIDOS

 

Después de tres años de investigación y desarrollo creamos la primera tecnología portátil de asistencia en el mercado que permite a las personas ciegas y con discapacidad visual explorar el mundo, detectar y responder a cualquier tipo de obstáculo y notificarles sobre posibles colisiones, y que reemplaza el bastón blanco utilizado durante más de 100 años", señala Roel.

Una joven invidente con el dispositivo en medio de una habitación con sillas y las manos ocupadas, puede caminar tranquila por ella.Foto: STRAP Technologies.

Explica que Strap está diseñado para todas las edades y habilidades, detecta obstáculos y escaleras, permite al usuario encontrar el mejor camino y orientarse en el entorno, desplazarse en línea recta, y distinguir entre objetos físicos y personas.

Este aparato capaz de detectar todos los objetos visibles sólidos y transparentes, incluso el agua, saldrá a la venta en el tercer trimestre de 2021, adelanta Roel.

Una vez cargado de electricidad, este dispositivo que utiliza baterías recargables puede funcionar durante 72 horas (tres días), y su recarga es sencilla y se efectúa mediante un cargador magnético provisto con la unidad”, apunta.

Para reducir el uso de la batería el aparato solo se enciende cuando sus sensores detectan que el usuario se está moviendo y se desactiva cuando está en reposo o no detecta movimiento.

El dispositivo avisa al ciego del obstáculo que tiene delante y le indica, mediante vibraciones, el recorrido que debe hacer para evitarlo.Foto: STRAP Technologies.

SEÑALES TACTILES PARA PERCIBIR EL ENTORNO

 

El dispositivo se lleva puesto sobre el pecho sujeto mediante correas, se comunica con el usuario por medio de vibraciones y le da información e instrucciones de dirección para que se desplace, suba y baje escaleras y rampas, y evite agujeros y obstáculos dejando libres sus manos para que pueda utilizarlas.  

Solo se utiliza el audio para lanzar una alerta sonora que avisa si hay un peligro significativo por delante y para explicar verbalmente al usuario como funciona y se usa el dispositivo en distintos escenarios, así como para explicar qué significa cada tipo de indicación o instrucción vibratoria, a través de unos auriculares que se conectan al Strap.

El dispositivo informa a la persona invidente haciendo vibrar sus cuatro correas, con determinada fuerza y patrones, que forman una “gramática háptica” que los usuarios deben aprender, según la revista Fast Company.

Según Roel, la tecnología de Strap permite una guía más precisa que la que proporciona un bastón blanco, ya que cuando su usuario presiona un botón, el programa informático y algoritmos del dispositivo trazan una línea recta imaginaria en suelo, y notifica a la persona cada vez que se aparta de la línea recta.

Una invidente subiendo escaleras como una persona con visión normal. Foto: STRAP Technologies

Hay usuarios que han dejado su bastón blanco a un lado para adoptar este nuevo dispositivo y así disfrutar de la oportunidad de tener las manos libres mientras caminan, aunque cada persona es única y sus necesidades diferentes, por lo quizá algunas prefieran disponer de ambas herramientas, utilizándolas en distintas situaciones”, señala Roel a Efe. 

Esperamos recibir información de la mayor cantidad posible de personas con discapacidad visual que lo utilicen, para seguir perfeccionando el dispositivo, sobre el cual uno de nuestros primeros usuarios, llamado Victor, ha dicho: “¡con esto me siento como una persona normal, como si pudiera ver otra vez, incluso como Ironman!”.

Por otra parte, estamos llegando a organizaciones que sirven a la comunidad con discapacidad visual, las cuales han manifestado mucho interés en la tecnología nueva y disruptiva de este producto, que ofrece facilidades que nunca habían sido llevadas al mercado de personas ciegas”, concluye.

DESTACADOS:

 

+ Roel, nativo de Monterrey (México) y con experiencia en robótica, ideación de productos y estrategia de propiedad intelectual, comenzó a desarrollar el dispositivo en México, donde la compañía tiene su laboratorio, en Guadalajara, mientras que su sede está ahora en Austin (Texas, EU).

+ Este aparato con sensores de las industrias aeroespacial y automotriz, detecta los objetos sólidos y transparentes, incluso el agua, indicando al invidente el camino más directo y seguro, y permitiéndole subir y bajar escaleras y rampas, sin riesgos, según sus creadores.

+ Cuando los sensores del dispositivo detectan un obstáculo o peligro, las cuatro correas con las que se lleva sujeto sobre el pecho, producen distintos tipos de vibraciones que el usuario ha aprendido a interpretar como indicaciones, avisos e instrucciones.

Por Pablo Gutman EFE/Reportajes