Tomada de Twitter @SC_ESPN
El equipo decidió rescindirle el contrato al arquero argentino que aseguró que lo habían 'hackeado'

Luego de los desafortunadas publicaciones en sus historias de Instagram sobre la violencia que azotó Cualiacán, el portero argentino, Gaspar Servio, dejó de pertenecer a los Dorados de Sinaloa. 

El equipo de la Liga de Ascenso rescindió el contrato del argentino y lo anunció a través de sus redes sociales. 

"El club Dorados de Sinaloa informa que, en seguimiento del caso y tras los acontecimientos ocurridos la semana anterior con el jugador Gaspar Servio, la institución ha decidido unilateralmente terminar anticipadamente su contrato", informaron.

"Reiteramos nuestro compromiso con la ciudad de Culiacán, nuestra afición así como con los valores que siempre hemos tratado de proyectar y fomentar en la sociedad sinaloense", se agregó.

El arquero se había burlado de los acontecimientos en Culiacán, donde se desataron balaceras por la ciudad para rescatar a Ovidio Guzmán López, hijo del "Chapo" Guzmán. 

Luego de sus publicaciones el arquero afirmó que lo habían "hackeado" sin embargo sus excusas no fueron válidas para la institución.