Valiente. Luego de su victoria, Chávez aseguró estar listo para Gennady Golovkin o Saúl Álvarez. Foto: Mexsport
99-91 fueron las tarjetas de los jueces que decretaron la victoria del hijo de la leyenda

MÉXICO - Luego de 17 meses sin subir al ring y tras disputar 10 episodios ante el alemán Dominik Britsch, el mexicano Julio César Chávez Jr. valoró la experiencia en la Arena Monterrey y se dijo listo para combatir ante Gennady Golovkin, Canelo Álvarez o quien le pongan enfrente en 2017.

“Estos 10 rounds me van a servir mucho y estamos aquí para pelear con quien sea, estamos listos para Gennady Golovkin y estamos listos para ‘Canelo’ Álvarez. Vamos a sentarnos para definir el futuro”.

Chávez Jr. doblegó por triple 99-91 en las tarjetas de los jueces y aunque se le escapó el nocaut, dijo sentir los resultados del buen trabajo que hizo en el campamento, motivo por el que la gente le reconoció con aplausos tras la victoria conseguida ante 10 mil fans en la Sultana del Norte.

“Bien, me sentí bien, la verdad, sobre todo con buena condición. Hubo un momento en que me faltó el aire, pero agarré un segundo aire tras 17 meses”, señaló Chávez Jr, quien sumó su victoria 50 como profesional.

“El alemán traía una buena estrategia, quería que me abriera como hacía antes, pero trabajé a distancia, en corto, no tiré golpes inesperados, moví la cintura y eso hizo que alemán no tuviera blanco fijo y que tuviera que pensar todo el tiempo”, agregó el Junior.

Tras el pleito con Britsch, Julio se tocó la mano derecha con insistencia, pero señaló que era una pequeña molestia.

“Me dolió un poquito (la mano) como en el quinto round. (Pero) la mano me respondió bien, el gancho al hígado fue fundamental para bajarlo, me molestó poquito, pero pasó la prueba y estoy listo para pelear con quien sea”, advirtió el primer mexicano en convertirse en campeón mundial de peso Mediano.