Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México / Foto: Cuartoscuro
El mandatario indicó que si bien se ha avanzado en el país, aún falta reforzar la comunicación con la gente

En la víspera de sus primeros 100 días al frente del Gobierno federal, Andrés Manuel López Obrador que lo que más le ha gustado en este tiempo como presidente es ver cómo la gente se alegra cuando recibe un apoyo.

“Eso es el mejor pago, el mejor sueldo, eso no tiene comparación, eso es lo que más me ha gustado”, dijo el mandatario en su conferencia matutina de este lunes.

“Que yo pueda ver un adulto mayor que me diga que ya recibió lo de su pensión y que antes no recibía nada porque era jubilado o era pensionado del ISSTE, del Seguro y no recibía, y que ahora ya en su cuenta recibió los dos mil 550 pesos”.

Sin embargo, la parte no amable de estos primeros 100 días es lo complicado que ha resultado poner la administración pública al servicio de la gente.

“¿Qué más complejo en el gobierno? Pues empujar al animal, porque es como un elefante, con todo respeto a los elefantes, que camina muy lento, es un cuerpo de avance lento el gobierno, porque además no estaba hecho para atender a la gente”.

Resaltó que antes se concebía al gobierno sólo como el policía que tenía que garantizar el orden y que las fuerzas del mercado se ocuparan de la economía y el bienestar.

“Con la idea de que si llovía fuerte arriba goteaba abajo, como si la riqueza fuese permeable o contagiosa”, aseguró.

“Es decir, que no se meta el Estado, que no se ocupe del desarrollo, porque eso se da solo. Bueno esa misma visión es la de los tecnócratas de todo este periodo, toda esta forma de ver la administración pública, de decir: ‘Facilita las cosas para que se hagan negocios’”.

El mandatario indicó que si bien se ha avanzado, aún falta reforzar la comunicación con la gente.