Rodgers estaría tomando los controles hoy con los Packers por algunas jugadas, esperando tomar ritmo para el arranque de campaña

Muchos de los equipos de la NFL ya pondrán a varios de sus jugadores estelares en la Semana 3 de la pretemporada, penúltima prueba rumbo al arranque de las acciones el próximo 5 de septiembre.

De hecho hoy tiene acción el equipo que se encargará de inaugurar la próxima campaña, los Packers de Green Bay, quienes en esta prueba se enfrenarán a los Raiders de Oakland.

Y a pesar de que muchas de las franquicias buscan resguardar lo más posible a sus estrellas, para evitar posibles lesiones que pudieran ser lamentables y costosas para sus planes, se espera que los Packers le den juego al mejor hombre del equipo, Aaron Rodgers.

Rodgers participó en el entrenamiento del pasado lunes y se espera que tenga acción el día de hoy contra los Raiders, en un partido que se disputará en Canadá, informó el equipo.

El gerente general de Green Bay, Brian Gutekunst señaló que el plan es que el dos veces Jugador Más Valioso de la NFL realice su debut en la actual pretemporada la noche del jueves en Winnipeg, Manitoba.

Rodgers no tuvo participación en el segundo juego de pretemporada de los Packers ante Baltimore y se ausentó de la práctica del domingo debido a molestias en la espalda.

Rodgers, y otros 25 de sus compañeros, no se uniformaron para el primer encuentro de preparación ante Houston.

El partido del jueves será la tercera ocasión en que los Packers disputan un duelo de pretemporada fuera de Estados Unidos.

Por su parte con Raiders es muy poco probable que tenga acción Antonio Brown, su contratación bomba de este año, aunque por lo menos parece que el drama ya terminó, puego de que se informó que finalmente usó un casco certificado por la NFL y dejó atrás su capricho de usar el que portaba el año pasado.

“Está invertido por completo y listo”, dijo el entrenador de Oakland Jon Gruden. “Eso es lo que entiendo. Realmente contento por tenerlo allá afuera. Gran jugador”.

Brown dejó el campamento de entrenamiento en Napa, California, dos veces. La primera fue para, supuestamente, buscar tratamiento para la congelación sufrida en los pies; la segunda el domingo, ausentándose de la práctica por la molestia después de que la liga denegara el uso de su casco.

El gerente general, Mile Mayock, le lanzó un ultimátum donde lo quería de lleno en el equipo o fuera.

Con información de Agencias