Sorpresa. Testigos aseguran que el joven no dudó al lanzarse. ULISES MARTÍNEZ
Los presentes quedaron sorprendidos por lo ocurrido, sólo vieron cuando saltó, cayó de espaldas y al ser atendido fue trasladado a las instalaciones del Hospital General

Desde lo alto de un balcón, en pleno centro de Saltillo y ya por la madrugada; un hombre decidió quitarse la vida; al parecer por el consumo de alcohol y la depresión que en ese momento sentía.

Fue a la 01:30 horas que oficiales de la Policía Municipal y paramédicos de la Secretaría de Salud, acudieron a la esquina de Allende y Juárez, afuera del bar Gitanos, para atender la llamada de auxilio.

Al llegar atendieron a un joven de 24 años, quien se negó a proporcionar sus generales y que estaba con su pareja en una cena, momentos antes.

Si bien no se entraron en detalles, lo que se comentó es que en un momento de la reunión con la mujer, algo detonó la acción suicida que terminó solo en algunas lesiones y el caos.

Refirieron testigos que de pronto el joven se levantó de su silla y sin decir nada se lanzó al vacío, acto que movilizó a las autoridades al recibirse al 9-1-1 las llamadas de auxilio.

Auxilio. La atención llegó de inmediato y el joven fue llevado al Hospital General.

EL GOLPE NO FUE FATAL

Los presentes quedaron sorprendidos por lo ocurrido, solo vieron cuando saltó, cayó de espaldas y al ser atendido fue trasladado a las instalaciones del Hospital General, en donde se repone de los golpes recibidos.

Mencionó su acompañante que no es la primera vez que el joven intenta quitarse la vida y aunque ya se le ha apoyado continúa con esas ideas, por lo que se canalizará a la institución pertinente.