Los alumnos recibieron su nuevo dobok y cintas negras en una cereminia muy espiritual. CORTESÍA
El evento contó con la presencia del quien es considerado el padre del taekwondo en México, el maestro Dai Woon Moon

El pasado domingo en las instalaciones de la filial de la escuela de Taekwondo MoonMoo Won Duk Kwan en Ramos Arizpe, se realizó la ceremonia de entrega de dobok y cintas negras a los alumnos que cambian el color de su cinta.

Esta ceremonia es un ritual de gran importancia espiritual para los pupilos en crecimiento deportivo que además cumple con el protocolo de la academia a nivel nacional. El evento contó con la presencia del quien es considerado el padre del taekwondo en México, el maestro Dai Woon Moon, cinta negra noveno dan.

La parte más importante de la celebración es con los taekwondoínes que alcanzan o mudan su cinta negra y en esta ocasión fueron 16 los partícipes, que conformaron la Generación 133.

El encargado de esta ceremonia fue el profesor Pedro Paulo Torres, cinta sexto dan y  Director de las escuelas Moo Duk Kwan de Saltillo y Ramos Arizpe.

La importancia del ritual se basa en que los alumnos entregan la cinta que están dejando al quien consideran la parte más esencial de este objetivo cumplido y reciben de la misma persona una carta donde plasman el significado del logro y los alientan a seguir creciendo.