Mi marido siempre es el centro de atención de todas las miradas. Es atractivo, inteligente, atento… Desde que comenzamos a salir, hace cinco años, más de una vez tuve celos. Me sentía mal al ver lo que consideraba una actitud desleal, y tenía miedo de que en algún momento surgieran terceras personas. Pero ahora sé que no se esfuerza en seducir ni tiene malas intenciones. Su marcada personalidad, el interés que muestra hacia los demás y su facilidad para interactuar hacen de él una persona con mucho magnetismo. Lo que quiero con mi carta es reconocerlo a él y compartir que a la par he ido creciendo en seguridad personal.

Esposa Enamorada

 

Estimada Esposa Enamorada:

Aunque, normalmente, cuando pensamos en la seducción, nos viene a la cabeza una forma de conquista dirigida a obtener una recompensa sentimental o sexual, lo cierto es que este término es mucho más amplio. Y hay quienes brillan por donde pasan sin proponérselo, sin segundas intenciones. Como el caso de tu esposo, gracias por compartir tu caso y recuerda que nadie nos pertenece, todos somos libres de amar y respetar a la persona que día a día nos brinda su amor y cariño.