AP
Con autoridad vencieron a Holanda 2-0

Estados Unidos se proclamó bicampeona del Mundial Femenil tras doblegar a Holanda por 2-0.

El equipo de las barras y las estrellas fue dominante durante los 90 minutos y el que más oportunidades generó. Desde el inicio de las acciones, se notaba la superioridad de las norteamericanas por conducto de Alex Morgan y Megan Rapinoe.

Si al mediotiempo se fueron sin goles fue gracias a las intervenciones de la arquera Sari van Veenendaal, que esperaba una descolgada para que su equipo pudiera hacerle frente a Estados Unidos. 

En total, Estados Unidos tiró 17 veces a portería por 5 de las holandesas.

Tanto fue la presión que Holanda cometió una falta dentro del área al minuto 62 y la silbante sancionó con la pena máxima. La capitana del equipo, Megan Rapinoe, fue la encargada de cobrar el penal y no falló desde los 11 pasos. 

Así, el futbol le hacía justicia a las norteamericanas que habían buscado más el gol. 

El segundo llegó al 69 en una jugada elaborada por Rose Lavelle, con el que puso punto final a la fran faena americana. 

Con el título, Estados Unidos suma su cuarta estrella en el Mundial Femenil y se pone a dos campeonatos de las alemanas, que son sus más cercanas perseguidoras.