Hipótesis. De acuerdo con los peritos, el hombre forcejeó con sus presuntos captores hasta que lo estrangularon y le dejaron caer una piedra en el rostro. Foto: Juan Francisco Valdés Foto: Juan Francisco Valdés
Con el rostro desfigurado y ensangrentado, vecina de San Nicolás de los Berros halló al hombre cuando se dirigía a tomar el transporte público

Con huellas de estrangulamiento y con su rostro desfigurado fue localizado el cuerpo de un hombre en las orillas del puente vehicular que une a las colonias San Nicolás de los Berros, Tanquecito y Patria Nueva.

El macabro hallazgo se dio cerca de las 6:30 horas y generó una intensa movilización de las diversas corporaciones de seguridad que mantuvieron acordonada la calle Prolongación Felipe Berriozábal.

La víctima, identificada horas más tarde como Rubén A.R., de 45 años y oficio taxista, vestía sudadera amarilla, pantalón gris oscuro camuflajeado, chaleco y botines tácticos.

A 100 metros del cadáver las autoridades localizaron rastros de sangre y objetos contundentes (piedras) con las que pudo ser agredido.

Según peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE), en su hipótesis, a la víctima habrían intentado privarla de la libertad.

Al tratar de resistirse fue sometido a golpes, hubo forcejeos hasta que finalmente lo estrangularon y luego le dejaron caer una piedra sobre rostro.

El hallazgo fue hecho por una de las habitantes de San Nicolás de los Berros, cuando caminaba por la calle de Felipe Berriozábal para tomar el transporte urbano.

Sobre el costado izquierdo y en las orillas del puente observó a la persona con el rostro desfigurado y sangre. Inmediatamente hizo el reporte al Sistema de Emergencias 911.

A pesar de que arribó personal de bomberos con la esperanza de valorar al afectado nada pudieron hacer. Se informó que presentaba rigidez avanzada y tenia de dos a tres horas de haber fallecido.

Fue hasta las 9:30 de la mañana cuando las autoridades procedieron con el levantamiento y traslado de cadáver rumbo a las instalaciones del Servicio Médico Forense.