Activistas que armaron la trampa lo abordaron, autoridades presentes incluso descubrieron juguetes sexuales en su maleta

Samir Rignall llevaba todo listo para su 'cita' que había acordado con una menor, de 14 años, esto en Hereford, Reino Unido.

Sin embargo se llevó una sorpresa, ya que al llegar al punto acordado, no lo esperaba ninguna jovencita, sino David Poole, activista de 'H. Division', organización que se encarga de atrapar y desenmascarar a pedófilos en aquel país.

Poole se hizo pasar en las redes sociales por una adolescente, donde se contactó con Rignall, de 46 años, quien le contó que pertenecía a un grupo de prácticas sexuales con menores, según informan medios locales.

El activista que enfrentó a Samir le dijo que era un tipo "asqueroso", sobre todo porque además es padre de familia.

Cuando Rignall se vio expuesto, trató de huir, pero las autoridades lo detuvieron y terminó por admitir que tendría un encuentro sexual con la menor. 

Incluso en el maletín que portaba se encontraron juguetes sexuales. 

Con información de medios