Especial
Los recargos municipales están a solo un peso

Luego de informar que será a partir de los primeros días de diciembre que se empiece con el pago del aguinaldo entre todos los empleados del Municipio, José Antonio Gutiérrez invitó a la ciudadanía que aproveche la promoción de fin de año, en la que la Tesorería pone a un peso los recargos que los contribuyentes pudieran tener en cualquier impuesto municipal.

El Tesorero Municipal agregó: “Estamos ahorita con lo que traemos de a peso los recargos a los contribuyentes que deben algún impuesto… el predial, alguna multa o el ISAI; invitamos a todos los contribuyentes a que se acerquen al Municipio”, indicó.

“De esa forma ellos pueden regularizar su situación y aprovechar que los recargos están actualmente a un peso, por lo que invitamos a los contribuyentes que tengan adeudos fiscales para que aprovechen los estímulos”, recalcó Gutiérrez.

Además de los recargos en el impuesto predial, también se incluyen los derivados del impuesto sobre adquisición de inmuebles, servicios por impuesto sobre espectáculos y servicios de saneamiento de aguas residuales.

También el de ocupación de vías públicas, recolección de basura, impuesto sobre ejercicio de actividades mercantiles y mercados, servicios de tránsito, relativos a establecimientos que expidan bebidas alcohólicas.

De igual manera están a peso los recargos de las sanciones administrativas y fiscales y de la expedición de licencias para colocación y uso de anuncios y carteles publicitarios.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.