Foto: ORLANDO SIFUENTES
Simpatizantes de Morena irrumpieron en la sesión del Congreso, donde tacharon de traidora a la diputada Elisa Villalobos

Integrantes de Morena interrumpieron la sesión del Congreso del Estado para exigir a la Junta de Gobierno que se dé trámite a la solicitud del diputado José Benito Ramírez Rosas de declararse legislador independiente. Además, calificaron como traidora a la diputada Elisa Villalobos Hernández, debido a su historial de votaciones en el Pleno.

Mientras Villalobos Hernández presentaba una iniciativa de reforma constitucional para regular las comparecencias del titular de la Secretaría de Finanzas de Coahuila, miembros del Consejo Político de Morena que estaban en la sala de sesiones, se pusieron de pie y empezaron a gritar y calificarla de traidora.

El ruido de los gritos de alrededor de 10 integrantes de Morena impidió que Villalobos leyera su propuesta, por lo que el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Jaime Bueno Zertuche, decretó un receso a la sesión mientras volvía el orden.

Raúl Yeverino, presidente del Consejo Político Estatal de Morena, aseguró que el Congreso del Estado está violando la Constitución al impedir que un diputado decida desafiliarse de un partido político.

“Nada puede estar por encima de la Constitución, la garantía de afiliarse o desafiliarse a un partido no la puede evitar un Congreso, es un derecho constitucional. Por esa triquiñuela le impiden a Benito separarse, porque quieren que persista la bancada de Morena y Elisa pueda ocupar la Junta de Gobierno, pero nosotros respaldamos a Benito”, dijo Yeverino.

Explicó que el asesor jurídico del legislador ya interpuso un amparo para que se le dé trámite a la solicitud del diputado Ramírez Rosas.